Publicada el 17-10-2016 (10:59:50)

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresó su inquietud ayer por la proliferación de incidentes y ataques que impiden la distribución de ayuda de emergencia a los damnificados por el huracán Matthew, que devastó Haití.

“Ésta es evidentemente una preocupación para la coordinación y el envío de la ayuda”, indicó el coordinador de ayuda humanitaria en Haití, Mourad Wahba.

“Pero no se necesita únicamente una respuesta de seguridad”, agregó, indicando que también se requiere una respuesta humanitaria. “La gente tiene hambre y se deben lograr despejar las rutas para darles la ayuda”, insistió.

Casi dos semanas después del paso devastador del huracán, la ira se ha apoderado de muchos habitantes de zonas aisladas: numerosos convoyes humanitarios han sido bloqueados por barricadas y, en algunos casos, saqueados en la ruta nacional que conduce a la península del sur, la más afectada por Matthew.

El sábado un camión fletado por el Programa Mundial de Alimentos de la ONU fue saqueado frente a la entrada de la base de la ONU en la ciudad de Les Cayes, una de las más golpeadas por el poderoso huracán, que alcanzó vientos de 230 km/h cuando azotó Haití el 4 de octubre.

Los cascos azules senegaleses usaron granadas de gases lacrimógenos contra los pobladores que saqueaban el camión, los que respondieron arrojándoles piedras, indicó el responsable de la ONU.

Este ataque fue perpetrado poco antes de que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aterrizara en helicóptero en la base de los cascos azules de la ONU en Les Cayes.

“Todo ataque contra un convoy humanitario es un ataque contra los que sufren, contra los más necesitados”, dijo Ban a su regreso a Puerto Príncipe, tras haber precisado que él había sido testigo del ataque.

En tanto, la policía de Guatemala detuvo a 15 migrantes haitianos, en la periferia sur de la capital, que pretendían viajar ilegalmente a Estados Unidos, informó un vocero de la institución.

El portavoz de la Policía Nacional Civil, Jorge Aguilar, dijo a periodistas que los caribeños fueron detenidos la noche del sábado en una estación al sur de la capital guatemalteca donde salen los autobuses hacia la frontera con México.

Con información de: AFP

 

Compartir

Dejar respuesta