Publicada el 17-10-2016 (09:22:59)

Dejar como garantía un bien y a cambio recibir un préstamo, le representa a muchos una opción para salir de un apuro económico, pero cuando la casa de empeño se convierte en el centro de recepción de artículos robados, para introducirlos en un mercado formal, el establecimiento pasa a ser parte de un círculo delincuencial, que fomenta delitos del fuero común como el robo a casa habitación y asalto a transeúntes.

Estos negocios no son únicamente concurridos por quienes pretenden empeñar alguna prenda para posteriormente recuperarla con un porcentaje de interés, pues aquellos establecimientos que operan de manera irregular, es decir, sin ningún tipo de “candado” en la recepción de bienes, son una alternativa viable para los delincuentes.

En su búsqueda por convertir los artículos robados en dinero en efectivo, los criminales tienen como opciones vender lo robado a particulares de manera directa o mediante negocios informales como puestos en la vía pública, alternativas que representan un problema para ellos, debido a que en el tiempo en que logran conseguir comprador, mantienen en su poder los artículos robados, y así la evidencia del delito cometido.

Algunas casas de empeño reciben la mercancía sin solicitar copia de la factura que garantice la procedencia lícita del artículo, así se trate de teléfonos celulares, computadoras, electrodomésticos, videojuegos, herramientas y otros, posteriormente ponen estos productos a la venta y emiten una factura por los mismos.

Con oficio número 512/2014, en febrero de 2014, Sergio Rubalcaba denunció el robo de diversos artículos en su negocio, principalmente herramientas y aparatos electrónicos, que en conjunto representaban un monto cercano a los 40 mil pesos, hurto que cometieron sus propios empleados, según se consigna en la averiguación previa que generó la Agencia Receptora del área de Investigación Contra el Robo a Casa Habitación y Comercio de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Parte de los artículos que fueron robados lograron ser recuperados, luego de que uno de los empleados de Sergio Rubalcaba confesara haber cometido el robo y mostrara una boleta de empeño con número 89670, correspondiente a la empresa Presta Fácil con sucursal en Santa María Tequepexpan, municipio de Tlaquepaque, que de acuerdo a la información plasmada en dicho documento, emitió un préstamo por 2 mil pesos al recibir una soldadora de la marca Millermatic modelo 180, que en el mercado tiene un costo de alrededor de 8 mil pesos, y la cual no tuvo problema para empeñar a pesar de no ser el propietario de la misma.

En contraparte, otro problema surge cuando vence el plazo para pagar el préstamo y recuperar los artículos empeñados, o simplemente, el que los empeña nunca regresa por ellos, por lo que el establecimiento procede a poner esta mercancía a la venta, es entonces cuando el comprador, que espera adquirir un producto a precio por debajo del comercial, se convierte en víctima de un posible fraude y cómplice de un delito.

El pasado 27 de septiembre, Elizabeth Gómez, adquirió un iPhone 6 en la empresa Empeño Fácil, con razón social Ezpawn Management México S. de R.L. de CV, en su sucursal de Calzada Independencia norte, interior 10; por el cual pagó 8 mil pesos, “en la tienda me dijeron que lo tenía que activar con la empresa Movistar”, explicó, por lo que acudió a una sucursal de la compañía telefónica, en donde recibió la “mala noticia” de que ese celular contaba con un reporte de robo.

Elizabeth regresó a la tienda de empeño para solicitar un reembolso “le expliqué a la encargada de la tienda que el teléfono tenía reporte de robo, me dijo que no había problema, que podía escoger un teléfono similar en costo, le dije que no me interesaba que quería mi dinero y me dijo que eso no se podía, que no regresan efectivo”, mencionó, por lo que procedió a presentar una denuncia ante la FGE y se abrió la carpeta de investigación 28534/2016, además de una queja ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) delegación Jalisco, para la cual se estableció una audiencia de conciliación con fecha del 11 de noviembre próximo, “mientras eso se resuelve a mí ya me fregaron con 8 mil pesos”, agregó.

MILENIO JALISCO intentó establecer comunicación con la tienda y el corporativo para conocer los protocolos y filtros que implementan al recibir una prenda, sin embargo, en el establecimiento, los empleados se negaron a dar la información con el argumento de que no lo tenían permitido, mientras que en la línea corporativa 01800-364-7837, no hubo respuesta.

Según registros del Ayuntamiento de Guadalajara, tan solo en la capital del estado, operan con licencia municipal alrededor de 200 establecimientos con el giro comercial de casa de empeño, algunos de estos forman parte de un corporativo y bajo una misma razón social puede haber hasta 16 permisos registrados en el municipio, muchos otros, realizan actividades sin el permiso correspondiente.

En Registro Público, solo la mitad en Guadalajara

Ante las múltiples quejas, fraudes y otras situaciones que ocurren en las casas de empeño, la Profeco creó el Registro Público de Casas de Empeño (RPCE), el cual incluye a aquellos establecimientos que cumplen de manera adecuada con todos los indicadores que se establecen en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Para conocer este registro y constatar las casas de empeño que se encuentran avaladas por el mismo, la Profeco ha puesto a disposición el portal rpce.profeco.com.mx, en donde se puede hacer una búsqueda simple con el nombre o razón social del establecimiento que sea del interés del consumidor.

De acuerdo a información presentada en este portal de internet, en Guadalajara existen registradas alrededor de 100 casas de empeño, que representan poco menos de la mitad de la cantidad de estos negocios que operan con permiso en el municipio, es decir, la Profeco no avala a la mitad de estos negocios, a pesar de que cuenten con las licencias de operación correspondientes.

La Profeco señala que “el Registro Público de Casas de Empeño (RPCE), tiene como objetivo brindar seguridad jurídica a las y los consumidores al inscribir y autorizar a los proveedores que ofrecen y otorgan los servicios de mutuo con interés y garantía prendaría”, y se trata de un registro “único e intransferible por cada casa de empeño”, es decir, por cada sucursal de un corporativo, y solo las que estén registradas en el RCPE, habrán cumplido con lo establecido en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Sobre el caso de la empresa Empeño Fácil, con razón social Ezpawn Managemente México S. de R.L. de CV, que es la que actualmente fue denunciada por la venta de un teléfono robado y la negativa para regresar el dinero a la clienta que lo adquirió, en el RCPE, solo existen cuatro sucursales de empeño dadas de alta, de las más de diez que hay en la capital del estado.

Con información de: Notimex

 

 

Compartir

Dejar respuesta