Tan sólo en 30 años, las muertes por diabetes pasaron de 14 mil a 96 mil, es decir, que en tres décadas aumentaron seis veces los decesos por este padecimiento, pero lo más grave es que se seguir así, no habrá presupuesto que alcance para atender esta enfermedad que aqueja al 10 por ciento de los mexicanos mayores de 2 años.

“Este año todavía no están las cifras consolidadas, pero va a ser una cifra superior a 96 mil muertes y si a eso le sumamos los casos de problemas de ojo, de ceguera que llega a causar, de amputaciones que las producen. La segunda causa de amputaciones sólo después de la amputación traumática, es la amputación por complicaciones vasculares generadas por la diabetes”, detalló el secretario de Salud, José Narro Robles.

Después de dar el banderazo de salida a la 24 Caminata Nacional del Paciente con Diabetes, consideró que aumentar el impuesto a las bebidas azucaradas no es suficiente para reducir este problema de salud, porque, si bien el impuesto que se les aplicó logró reducir la obesidad, no significa que pueda combatir por completo el problema de la diabetes.

En ese sentido, justificó que no se aumente el impuesto a las bebidas azucaradas porque no es lo único que resuelve este problema y tampoco quiso señalar de cuánto es el gasto destinado a diabetes en las instituciones públicas, ni si éste se reducirá para el presupuesto de 2017.

Entrevistado luego de dar una vuelta a la caminata, Narro Robles alertó que, de no atenderse este padecimiento para evitar su aumento, no habrá presupuesto que alcance para dar tratamiento a tanto diabético.

Actualmente uno de cada 10 adultos mayores de 20 años padece diabetes y dos de cada tres diabéticos también sufren hipertensión.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta