Publicada el 14-10-2016 (15:13:37)

Los dinosaurios siempre han causado un cierto grado de fascinación, criaturas gigantes que habitaron y dominaron la tierra hace millones de años, y que hoy solo nos quedan algunos vestigios que ayudan a los científicos a determinar cómo la evolución de las especies y del planeta.

Tal vez uno de los más fascinantes -y también conocidos gracias a la cultura pop, en especial en el ámbito cinematográfico- sea el Tiranosaurio Rex, también llamado T-Rex, quien, con su gran tamaño, enormes dientes y pequeños brazos, es uno de los favoritos y también más aterradores.

Sin embargo, sus pequeñas extremidades lo han hecho objeto de burlas por años en redes sociales, al extremo de llegar a cientos de memes en Internet.

Aunque ahora una nueva investigación arroja un poco de luz sobre sus brazos y cómo los utilizaban. Resulta ser que Sue, la Tiranosaurio Rex que se exhibe en el Museo Field de Historia Natural en Chicago, no usó mucho sus diminutos brazos.

Al menos esa es la conclusión inicial de un examen detallado del brazo derecho del fósil realizado en el Laboratorio Nacional Argonne, en las afueras de Chicago. Estudiosos allí usaron un escaneo para generar una imagen en 3-D de los huesos del brazo hasta el nivel celular.

Los resultados finales del análisis pudieran tomar meses, incluso años.

Pete Makovicky, curador asociado de dinosaurios en el museo, dijo el jueves que “no hay muchos indicios de estrés en los huesos que indicarían uso frecuente”.

Pero señaló también que aún queda mucho por aprender.

El tamaño de los brazos del T. Rex es un persistente misterio de la paleontología. El Field dice que va a compartir los resultados del estudio cuando estén disponibles.

El esqueleto que está en el museo de Chicago es el más grande y completo de un Tiranosaurio Rex jamás encontrado.

Con información de: Excélsior

 

 

 

Compartir

Dejar respuesta