Agentes de la Policía Federal Ministerial (PFM) buscan en Sonora al ex mandatario panista Guillermo Padrés Elías, en tanto jueces federales libraron 11 nuevas órdenes de aprehensión contra ex funcionarios del pasado sexenio.

Darío Figueroa Navarro, delegado en Sonora de la Procuraduría General de la República, detalló que el Agente del Ministerio Público Federal consignó 20 expedientes a los Jueces de Distrito y que están a la espera de que se conceda el ejercicio de acción penal contra los ex servidores públicos acusados de incurrir en actos de corrupción.

“Con toda responsabilidad les digo que el tema de Padrés, es un caso que están manejando las oficinas centrales en la Ciudad de México y que la Delegación Sonora no tiene información al respecto, seguramente la Policía Federal Ministerial ya tiene alguna instrucción al respecto”, declaró Darío Figueroa.

El delegado Estatal de la PGR aseguró que constantemente se ha estado colaborando para la investigación en contra del ex gobernador de Sonora y en la integración de distintas averiguaciones previas contra sus colaboradores más cercanos.

“Continuamos integrando las averiguaciones previas, como les adelante hace un mes que teníamos 20 expedientes por consignar, ya los consignamos, en algunos casos ya nos otorgaron los mandamientos judiciales en otros continúan pendientes, a los Jueces Federales de Distrito, ya nos han venido obsequiando el ejercicio de acción penal, tenemos alrededor 11 órdenes de aprehensión adicionales“, confirmó.

Para no entorpecer el curso de las probables detenciones, Darío Figueroa se negó a revelar el nombre de los ex funcionarios contra los que se han librado ordenes de aprehensión; sin embargo, confirmó que uno de estos ejercicios de acción penal fue el que resultó en el arresto de Roberto Avila Quiroga, ex director de Auditoría Fiscal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) identificado como el principal operador de Guillermo Padrés en el escándalo de “moches fiscales”que costó mil 700 millones de pesos al erario público.

Hasta la fecha, la PGR y la Fiscalía Anticorrupción de Sonora lograron meter en prisión al menos cuatro colaboradores cercanos al ex mandatario panista, entre los que destaca el ex director de la Línea Protege del DIF Estatal, Vladimir Arzate Carbajal, acusado de tráfico de Bebés; además del ex secretario de Comunicación Social, Jorge Morales Borbón, acusado de extorsión; y Francisco Monge Araiza, apodado “Pancho Platas”, acusado de ejercicio abusivo de funciones, delitos contra la salud y portación de arma de uso exclusivo del Ejército.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta