Publicada el 12-10-2016 (11:28:40)

Samsung compartió los lineamientos que deberán seguir los usuarios de su teléfono Galaxy Note 7 en México, luego de darse a conocer que se pararía la producción y ventas de este modelo de manera permanente alrededor del mundo.

El teléfono, presentado en agosto de 2016, fue sacado del mercado luego de darse reportes de explosiones en algunos equipos, tanto nuevos como de reemplazo. Ante esto, la firma asegura que “está trabajando con las autoridades competentes para investigar recientes casos reportados” además de que la decisión de suspender su venta alrededor del mundo responde a que la prioridad principal de Samsung “es la seguridad de los consumidores”, de acuerdo con información compartida en un comunicado.

Para los usuarios de este equipo en México, la empresa recomienda primero apagar por completo y no utilizar su Galaxy Note 7, en especial el modelo número SM-N930F.

Una vez realizado esto, el usuario puede acudir a cualquier centro de atención de su operador móvil para cambiar de manera definitiva el equipo, ya sea por un modelo Samsung Galaxy S7 edge o cualquier otro dispositivo de la empresa. Si existiera una diferencia de precio entre este y el Galaxy Note 7, esta cantidad será reembolsada de acuerdo con las políticas de cada operador.

Samsung anunció en septiembre la retirada de 2.6 millones de sus teléfonos inteligentes luego de que surgieran algunas denuncias sobre la explosión de estos dispositivos. En ese momento, la firma indicó que esto se debía a un problema con un proveedor de las baterías de ion litio que se incluyen en el smartphone y llamó a los usuarios a reemplazar estos equipos por otros del mismo modelo. Sin embargo, el problema persistió incluso en los nuevos dispositivos, por lo que la firma decidió frenar por completo la venta y producción de este modelo.

Con información de: Expansión

 

 

Compartir

Dejar respuesta