Publicada el 12-10-2016 (12:33:36)

Si quieres saber cómo va Donald Trump, mira al peso mexicano. Es la forma en la que el mercado lee el proceso electoral en Estados Unidos desde hace unos meses.

Tras el debate del domingo entre el republicano y su rival demócrata Hillary Clinton, el peso mexicano avanza 2.24% frente al dólar y es la moneda que más gana el lunes entre las principales monedas que monitorea Bloomberg como el yen japonés, el won de Corea del Sur y el real de Brasil.

El peso mexicano es el ganador tras debate entre Clinton y Trump

pego-int

En el movimiento del tipo de cambio también influyó el escándalo por un video de 2005 en el que Trump alardeaba en términos vulgares sobre la forma en que se conduce hacia las mujeres, que desató fuertes críticas hasta de su propio partido.

“El peso extendió sus ganancias después del segundo debate presidencial en donde, a pesar de que Trump pareció estar más preparado en comparación al primer debate, de acuerdo a encuestas de opinión nuevamente quedó en segundo lugar frente a Hillary Clinton”, dijo en un reporte Gabriela Siller, directora de análisis económico financiero de Banco Base.

Sin embargo, no todo ha sido dulce para el peso. El mes pasado, ante las dudas por la salud de Hillary Clinton y el avance de Trump en los sondeos rumbo a la Casa Blanca, el peso perdió más terreno frente al dólar y tocó un nuevo mínimo histórico de 19.8 unidades por billete verde.

La volatilidad en la moneda fue una de las razones por las que el Banco de México (Banxico) elevó la tasa de interés de referencia a 4.75%, un nivel no visto desde la crisis financiera.

El Banco Central observa de cerca la depreciación de la moneda porque el golpe se observa principalmente en los precios al consumidor, en particular en los que son importados o tienen componentes de otros países.

La reacción del peso a Trump se debe al temor que genera entre los inversionistas que el candidato republicano diga que busca renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que ha permitido un aumento de más de 500% en las exportaciones de México desde 1994, y sus amenazas de construir un muro en la frontera pagado por los propios mexicanos.

Sin embargo, no es el único factor que mueve al tipo de cambio. También inciden los precios internacionales del petróleo, la posibilidad de que al Reserva Federal eleve las tasas de interés y los desequilibrios en las cuentas externas e internas del país.

Con información de: Expansión

 

Compartir

Dejar respuesta