Trabajadores de los juzgados Civiles y Familiares ubicados en el barrio del ex Marquesado decidieron parar labores en protesta al mal funcionamiento de los sanitarios, aseguran que han solicitado el respaldo del personal administrativo desde hace dos meses; sin embargo, aún no se ha resuelto nada.

La delegada sindical, Teresa Cruz Hernández, comentó que personal de plomería, les informó que una parte del sistema se habilitó como fosa séptica, lo que provoca que se colapse el drenaje y las aguas negras salgan por los registros.

Los protestantes señalaron que no sólo los trabajadores son afectados, sino también las personas que acuden a realizar algún trámite.

Con información de Iván Castellanos

Compartir

Dejar respuesta