Una parte de los integrantes del Partido Republicano dejó solo a Donald Trump debido a sus comentarios contra los migrantes, las minorías y, recientemente, hacia las mujeres.

Miembros de gran importancia como el líder de la Cámara de Representantes del Congreso estadunidense, Paul Ryan, retiraron su apoyo al magnate rumbo a la presidencia del país, debido a que no sólo sería un mal gobernante sino que acabaría con la reputación del partido.

Aquí te mostramos quiénes han sido algunos de los políticos republicanos que le dan la espalda a Trump y que, en algunos casos, votarán por Hillary Clinton.

-Paul Ryan. El titular de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos dijo que no defenderá ni hará campaña por Donald Trump, lo que fue un duro golpe contra la campaña del magnate.

-Mitch McConnell. El líder de los senadores republicanos afirmó que los comentarios de Trump son “inaceptables bajo cualquier circunstancia” y agregó que el candidato debe “disculparse con todas las mujeres y asumir plena responsabilidad por su absoluta falta de respeto”.

-John McCain. El político republicano, senador y ex candidato presidencial en 2008 informó en un comunicado que no puede apoyar más a Trump.

“He querido apoyar al candidato de nuestro partido nominado, pero su comportamiento esta semana, concluyendo con la divulgación de sus comentarios degradantes sobre las mujeres y sus alardes de asaltos sexuales, hacen que sea imposible continuar ofreciendo un apoyo aún condicionada a su candidatura”, dijo.

-Condoleezza Rice. La ex secretaria de Estado retiró su apoyo al candidato al publicar en su página de Facebook: “¡Suficiente! Donald Trump no debería ser presidente. Él debe retirarse. Como republicano, espero poder apoyar a alguien que tiene la dignidad y la estatura para funcionar para el cargo más alto en la mayor democracia en la tierra”, escribió un día antes del segundo debate presidencial.

-Meg Whitman. Es la CEO de Hewlett Packard y ex candidata a la gubernatura de California. Ella dijo a mediados de agosto que apoyaría la candidatura de la demócrata Hillary Clinton, siendo una de las deserciones de más alto nivel dentro del grupo.

-Jacob Monty. Es un abogado de inmigración de Houston. Se unió a los republicanos que dejaron de apoyar al magnate después de escuchar un discurso de Trump en el que asegura que deportaría a millones de indocumentados y por sus ideales populistas.

-Arnold Schwarzenegger. El actor y ex gobernador de California se sumó a los pedidos de renuncia de Trump y dijo que “por primera vez desde que me convertí en ciudadano estadunidense, en 1983, no votaré por un candidato republicano a la presidencia”.

-Richard Hanna. El representante por Nueva York fue otro miembro republicano en anunciar abiertamente su apoyo a la candidata demócrata.

-Ileana Ros-Lehtinen. La congresista de Miami fue una de las primeras en decir que no votaría por Trump.

Este viernes, Ros-Lehtinen confirmó al Miami Herald que no va a respaldar al candidato presidencial de su partido.

“Voy a trabajar con quien es elegido por el pueblo estadunidense para servir como presidente, porque yo respeto profundamente el sistema constitucional de Estados Unidos”, dijo.

-Susana Martínez. La actual gobernadora de Nuevo México fue otra que se unió a los republicanos que retiraron su apoyo a Donald Trump tras la publicación del video donde se escucha al magnate hacer comentarios lascivos sobre las mujeres.

“Es abominable y completamente inaceptable”, afirmó Martínez.

-John Kasich. El gobernador de Ohio publicó el pasado sábado una declaración en la que revoca su apoyo al candidato. “He tenido mucho problemas con Donald Trump que van más allá de su temperamento”, comentó en Facebook.

-Gary Herbert. El gobernador de Utah también retiró su apoyo al candidato de su partido a raíz del escándalo suscitado por sus comentarios machistas.

Compartir

Dejar respuesta