Cientos de personas estaban varadas en sus hogares o sobre techos en Carolina del Norte el lunes y las autoridades advirtieron que el desborde de ríos continuará causando peligrosas inundaciones, luego de que el huracán Matthew devastara el sureste de Estados Unidos.

En Estados Unidos se registraron al menos 21 víctimas fatales.

Matthew, la tormenta más poderosa en el Atlántico desde 2007, fue degradada a sistema post tropical el domingo, luego de que su paso por el Caribe dejara cerca de mil muertos en Haití.

Tras la caída de unos 300 milímetros de lluvia durante el fin de semana, el cielo estaba despejado el lunes sobre Carolina del Norte, pero las secuelas de la tormenta creaban grandes problemas por el desborde de ríos que llegaron a rebasar diques.

Diez personas murieron en el estado, dijo el gobernador Pat McCrory, quien añadió que esperaba que el número de fallecidos aumente debido a las crecidas de los ríos.

 

Crecidas

Unos mil 500 residentes estaban aislados en sus casas y sobre los techos en Lumberton, donde se desbordó un dique el lunes por la mañana, dijo McCrory. Se estaban realizando rescates por aire y agua en la ciudad, donde cientos de personas dejaron sus hogares durante la noche horas antes de la inundación.

El nivel del agua continuaba subiendo rápidamente, explicó el gobernador.

McCrory dijo que se esperaba que varios ríos en el centro y este del estado lleguen a niveles récord durante la semana. Se instó a los habitantes de varias ciudades a evacuar.

El Servicio Meteorológico Nacional estadunidense dijo que “inundaciones con riesgo de amenaza a la vida” seguirían el lunes en las zonas este del estado de Carolina del Norte. Muchas comunidades costeras y tierra adentro siguen bajo el agua por las lluvias provocadas por la tormenta o por el desborde de ríos y arroyos.

Si bien la electricidad había vuelto en algunas áreas, unos 1.2 millones personas seguían sin energía en Florida, Georgia, Carolina del Norte y del Sur y Virginia, desde los 2.2 millones del domingo.

Antes de que el CNH discontinuara advertencias por tormenta tropical por Matthew, el sistema se ubicaba a unos 320 kilómetros frente a la costa del cabo Hatteras, en Carolina del Norte, y se alejaba de tierra firme.

La temporada de huracanes en el Atlántico se prolonga hasta el 30 de noviembre. El lunes, el CNH dijo que se espera que la tormenta tropical Nicole se fortalezca durante el curso del martes.

La tormenta está a unos 800 kilómetros al sur de Bermudas y avanza en dirección norte hacia la isla.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta