Ex trabajadores de los gimnasios de la ex Secretaria General del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Elizabeth Acosta López, denunciaron que a cuatro años de iniciar acciones penales por despido injustificado y agresiones físicas, las autoridades laborales no quieren emitir los laudos a su favor, por lo que solicitaron el apoyo de la organización Comuna.

“Nos trataron mal, nos acusaron de robo, nos humillaron por nuestra condición física, y después nos despidieron sin pagarnos lo que por ley nos corresponde”, aseguró Arnulfo Mojarraz, quien laboró en este lugar por 10 años.

Demandaron una indemnización y que se verifique la forma en que la también ex legisladora trata a los empleados, ya que asegura no respeta sus derechos laborales, no les da garantías y atenta en su contra.

Con información de Iván Castellanos

 

 

Compartir

Dejar respuesta