La mayoría de las personas vive en constante apego al teléfono celular, y no precisamente para realizar llamadas, sino para revisar con frecuencia las redes sociales.

Ya sea Facebook, Twitter, Instagram o YouTube, las aplicaciones consumen la mayor parte de los datos móviles que se disponen y utilizarlas en exceso genera gastos extra que pueden llegar a impactar de manera considerable en la economía familiar.

Ante esa situación, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) recomienda conectarse a una red WiFi y desactivar los datos móviles, con el fin de evitar gastar de más y economizar.

En su cuenta de Twitter, el órgano regulador explica que Facebook puso recientemente la reproducción automática de videos, lo que significa un consumo importante de datos, por lo que sugiere ir directo a la configuración de la red social y negar la opción para que se transmitan en automático.

Otra forma de ahorrar datos es desactivar la descarga automática de fotos y videos de WhatsApp, que además de poder controlar con ello lo que se quiere o no ver en el momento, se evita el consumo de megas por imágenes muy pesadas.

Por su parte la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que actualizar una fotografía en una red social o utilizar un minuto de reproducción de música, gasta 500 kilobytes (Kb); enviar un archivo con una fotografía, 350, y mandar un correo electrónico con sólo texto se utilizan entre tres y 20 Kb.

 

“BIG DATA” Y LAS CARRERAS EN INTELIGENCIA DE DATOS

Existe un amplio campo de acción y amplias oportunidades de trabajo dentro de la rama del Big Data, aseguró el académico Marco Antonio López, durante su participación en la Semana Mundial del Espacio 2016.

El responsable de la conferencia “Los sistemas de información geográfica en la era del Big Data. El impacto en la sociedad”, expuso frente a jóvenes de bachillerato que existen nuevos espacios de trabajo que requieren de la tecnología y personal capacitado.

“Para quienes no tienen muy bien definido la carrera que van a estudiar es conveniente decirles que esta nueva área que integra cuestiones espaciales y trabajos de campo, es un espacio increíble donde cada día puede ser una aventura”, mencionó.

Big data se refiere en el sector de las tecnologías de la información y de la comunicación al conjunto de datos que, por su volumen y variedad y por la velocidad a la que necesitan ser procesados, supera las capacidades de los sistemas informáticos.

Por lo que López explicó que el Big Data es un cúmulo de diversas tecnologías que permiten la integración, evolución y el procesamiento de los datos.

“Las grandes cantidades de datos que son de terabytes o petabytes, unos monstruos gigantescos que surgen ahora ya con la información que generan las redes sociales, las imágenes de satélite y todo lo que se genera dentro y fuera del país lo podemos guardar y procesar por medio del big data”, apuntó.

En entrevista, el especialista comentó que esta herramienta se puede aplicar en todas las áreas como negocios, medicina, biología e ingeniería.

“Es decir, en áreas donde podemos mezclar todo este cúmulo de datos gigantescos para poder hacer algoritmos matemáticos y dar una posible respuesta o apoyar a los tomadores de decisiones”, señaló.

El investigador destacó que en el lugar donde trabaja, el Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se equipa de antenas, artefactos de almacenamiento de gran escala y sistemas de información para mantener datos útiles que puedan servir a otras personas o dependencias.

“Para conocer realmente el Big Data hay que conocer los datos, su naturaleza; las imágenes de satélite son un ejemplo, porque son muy grandes y se necesita de Big Data, de equipos de alta tecnología para poder procesar la información”, especificó.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta