Productores del Valle Central y de la Mixteca celebraron el Día del Amaranto, el cual cumplió cinco años de realizarse como medida para impulsar la producción y el consumo de este producto.

Señalaron que como alimento el amaranto es extraordinario por su diversidad de usos, ya que tanto las hojas como las semillas son comestibles y ricas en nutrientes, además que se le puede incorporar fácilmente a la dieta cotidiana de una familia.

Las semillas del amaranto contienen altas cantidades de proteína, carbohidratos y grasas, la combinación de estos nutrientes hacen que el amaranto sea una buena fuente de energía tanto para adultos como para niños, además se puede consumir a manera de cereal reventado y también la semilla cruda a manera de frijol o lenteja, entre otros.

08-amaranto2

Con información de Iván Castellanos

Compartir

Dejar respuesta