El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, votó hoy por adelantado en Chicago para elegir en las elecciones presidenciales de noviembre a Hillary Clinton, con quien el mandatario se disputó en 2008 la nominación demócrata y a quien eligió como su sucesora en la Casa Blanca.

El presidente viajó a Chicago para participar en varios actos de recaudación de fondos para su partido, hizo una parada inesperada en un centro de votación, bajó hasta el sótano y depositó su voto en medio de la expectación de cientos de curiosos.

Obama votó por anticipado en las elecciones legislativas de 2014 y en 2012, cuando luchaba por la reelección, y se convirtió en el primer presidente estadounidense en ejercer su derecho al voto por anticipado.

Hoy, ante los periodistas que estaban con él, Obama rellenó los formularios necesarios para votar, mientras bromeaba sobre su fecha de nacimiento e intentó recortarse unos cuantos años.

“No pueden ver lo que voy a votar, ¿cierto?”, dijo Obama, quien trató de tapar la pantalla de una máquina electrónica mientras emitía su voto y que, al preguntarle por quién había votado, levantó la vista y sonrió.

Sin develar en ese momento su voto, el presidente dejó claro en numerosas ocasiones que apuesta por Clinton para sustituirle en la Casa Blanca y continuar con las reformas que él no ha podido completar debido, en parte, al dominio republicano del Congreso, donde ha sido imposible por ejemplo aprobar una reforma migratoria.

“Estoy seguro de que vamos a tener una increíble sucesora demócrata en la Casa Blanca llamada Hillary Clinton”, dijo el presidente estadunidense durante un acto de recaudación de fondos para impulsar la elección de legisladores demócratas para la Cámara Baja, donde las encuestas vuelven a dar mayoría a los republicanos.

“Todavía tenemos mucho trabajo por hacer y nadie sabe mejor cómo hacerlo que ella”, resaltó Obama.

El gesto de voto del presidente sirve para dar visibilidad y promocionar el voto por anticipado, una opción que ofrecen la mayoría de los estados y que puede realizarse rellenando un formulario o personalmente en un centro de votación.

El equipo de Clinton anunció hoy que Obama hará campaña por Clinton el próximo martes en Greensboro, en Carolina del Norte, un estado clave donde los afroamericanos apoyan a Clinton pero que tiene grandes índices de abstención, por lo que la exprimera dama ha tratado de impulsar el voto por anticipado.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta