Publicada el 06-10-2016 (12:28:11)

Desde que Estados Unidos decidió jugar en Columbus, ya han pasado 15 años en los que la Selección Mexicana ha sufrido ante el rival de las Barras y las Estrellas al perder 2-0 en sus encuentros, sin embargo, Juan Carlos Osorio ve al Tri con grandes posibilidades de arrebatarle puntos a su máximo rival del área de Concacaf en el inicio del Hexagonal.

Pese a que el Tri ha mordido el polvo cuatro veces en Columbus durante la Eliminatoria Mundialista, el técnico colombiano piensa que la racha puede cambiar.

“Sabemos que los Estados Unidos han sido la una potencia en el continente americano en la última década o más y estamos conscientes de su progreso. Sabemos de su nivel y los respetamos mucho.

“Vemos una oportunidad en Columbus, de ir y competir al mismo nivel y mostrar que México puede tener un buen resultado fuera de casa”, expresó Osorio, quien en un afán optimista, considera a Nueva Zelanda con características similares a las de su rival del próximo 11 de noviembre.

El Tri enfrentará a los neozelandeses y a Panamá, el siguiente sábado y el 11 de octubre, respectivamente, en amistosos de la Fecha FIFA.

“Creemos que la fortaleza de Estados Unidos está en la parte atlética. Pensamos también qué Nueva Zelanda tiene un equipo muy atlético, son muy buenos por aire y en el despliegue, lo cual también es una fortaleza de los estadounidenses”, comentó.

El técnico aclaró que le dio descanso a Javier Hernández pensando en que el futbolista ha tenido demasiada actividad en la Bundesliga y en Champions League con el Bayer Leverkusen.

YA OLVIDÓ EL 7-0. Las declaraciones: “Mis más sinceras disculpas a la afición mexicana, a todo el pueblo mexicano. Creo que lo de hoy fue una vergüenza, un accidente del futbol, y obviamente que hay tragedias más grandes… Yo pienso que me equivoqué en todo, asumo esa responsabilidad”, quedaron ya en el olvido para el técnico Osorio, tras el humillante 7-0 que recibió el Tri por parte de Chile en la Copa América Centenario 2016.

El seleccionador mexicano está curado de la goleada. Osorio fue blanco de quejas y críticas ante el pobre desempeño del Tricolor durante el compromiso de cuartos de final, por lo que tuvo que estar unos días en solitario, en los que analizó el duro golpe y arropado de amigos.

El colombiano reconoció que pasó unos días en Brasil, donde tuvo conversaciones con el técnico argentino Marcelo Bielsa, quien lo ayudó a asimilar la dolorosa derrota.

“Tuve conversaciones largas y largas discusiones acerca de (futbol), que me hizo muy fuerte. Creo que he entendido las razones de esta derrota, y cuando la persona entiende las razones, se entera de lo que hay que hacer cuando eso viene de nuevo. Esperemos que no suceda, pero si ocurre, estamos preparados para evitar ese tipo de derrota”, mencionó el colombiano.

En entrevista con el diario The Tennessean, Osorio dijo que continuó con su trabajo personal para dejar atrás ese descalabro, incluso habló con amigos e hizo comparaciones sobre alguna pérdida familiar o tragedia, algo que duele mucho más que un 7-0.

“Con un amigo mío, visité diferentes personas que habían sufrido grandes derrotas en juegos o en la vida misma, como perder a un amigo o miembro de la familia querida o la pérdida de un familiar o alguna otra cosa. Ese tipo de actos me puso en perspectiva de que solo se trataba de un partido de futbol y lo que es una derrota”.

Tras el descalabro, el timonel del Tricolor admitió que el plantel regresó con mayor fortaleza mental para encarar los duelos pasados de eliminatoria mundialista contra El Salvador y Honduras.

OSORIO, CON MÁS CONVOCADOS QUE EL PIOJO Y CHEPO

Cerca de cumplir un año al frente de la Selección Mexicana, Juan Carlos Osorio, se mantiene fiel a su idea y decisión de dar oportunidades a elementos que no han sido constantemente llamados al Tri.

Con la convocatoria para los duelos amistosos ante Nueva Zelanda y Panamá, ya son 60 jugadores los que el DT ha llamado para vestir la playera del combinado nacional, desde aquella primera convocatoria que realizó para los primeros duelos eliminatorios en noviembre del 2015 ante El Salvador y Honduras.

Dicha cifra es más grande que la cantidad de jugadores que en su primer año realizaron José Manuel de la Torre y Miguel Herrera, los anteriores técnicos que duraron más de 365 días en el cargo.

Chepo de la Torre convocó a 53 elementos, al igual que el Piojo Herrera para cumplir con los compromisos en su primer año como timonel del Tri.

Chepo tuvo que enfrentar una Copa Oro; mientras el Piojo tuvo el Mundial de Brasil 2014.

Con información de: Crónica

 

 

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta