Todo iba bien en el Aeroshow, hasta que los enormes neumáticos de la camioneta Monster Truck comenzaron a rebotar sin control alguno, y el vehículo, que a esas alturas no sabía de cercas ni barreras, arrolló a la multitud en el Parque El Tejón, de Chihuahua, Chihuahua. Murieron nueve.

Fue el 5 de octubre de 2013. Los aficionados a espectáculos automovilísticos se reunieron por cientos, atraídos por el show que organizó el Ayuntamiento, cuando de pronto, el enorme vehículo conducido por Francisco Velázquez Samaniego, de 51 años, perdió el control debido a una falla en el acelerador, se quedó sin frenos, y se fue contra los aficionados cercanos a la pista.

La camioneta tipo monstruo, con llantas de dos metros de altura, se salió de su trayectoria y pasó por encima de un graderío repleto de gente.

De inmediato, aquella tarde, vía Twitter, el gobernador César Duarte Jáquez escribió que “los cuerpos de rescate del estado se encuentran en el lugar de los hechos y seguiremos al tanto de todos los pormenores” y que el accidente  “nos ha dejado consternados”, por lo que “el gobierno del estado apoyará con todo lo necesario al municipio para sobrellevar esta terrible tragedia”.

” He dado la instrucción precisa de que los heridos del Aeroshow se atiendan de manera prioritaria en todos los hospitales de Chihuahua”, señaló.

Luego del accidente, suscitado alrededor de las 19:00 horas, el alcalde de la ciudad de Chihuahua, Marco Adán Quezada, anunció el duelo oficial en la ciudad por las víctimas, y ordenó la suspensión del evento, el cual apenas había iniciado el dos dias antes.

 

Tres años preso, de acuerdo con reportes de medios estatales, Francisco “Panchito” Velázquez, conductor de la Monster Truck,  cumplió este 5 de octubre tres años preso y afectado seriamente en su salud, con diabetes e hipertensión.

Después de la muerte de nueve personas y 85 heridos, fue el único acusado por la tragedia.  En el 2015 fue condenado a cinco años de prisión. La juez argumentó que aunque no se haya tratado de un homicidio doloso,  Velázquez estaba consciente del riesgo que representaba saltar un obstáculo con un auto de ese tamaño, teniendo tan cerca un graderío improvisado lleno de personas.

 

LO MÁS RECIENTE

De acuerdo con lo publicado por InformaciónTotal, el caso fue archivado debido a que un juez penal consideró pruebas insuficientes para ejercer acción penal contra el ex alcalde Marco Adán Quezada y cinco de sus exfuncionarios.

El tema, del dramatismo pasó a la polémica.

En estos tres años, reporta el diario, se ha puesto más atención al aspecto político que al de la propia atención a las víctimas del accidente, que exigían al municipio la indemnización requerida por ley, pero poco han conseguido.

Ese 5 de octubre todo era diversión y en un segundo se torno tragedia.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta