Firmeza y diálogo serán las bases para terminar de instrumentar la Reforma Educativa en todo el país, aseguró el secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, al comparecer ante la Cámara de Senadores en el marco de la Glosa del IV Informe de Gobierno.

“Y sin duda, es un cambio complejo, ahí están las resistencias, pero que serán sorteadas con claridad, con firmeza y también con apertura, y por supuesto, con diálogo”, enfatizó el responsable de la política educativa del país.

El titular de la SEP indicó que no puede haber retroceso en la Reforma Educativa, pues la iniciativa está logrando el desmantelamiento del sistema educativo clientelar para sustituirlo por uno de evaluación y promoción de los docentes con base a méritos.

“La recuperación de la rectoría del Estado en materia educativa es un proceso difícil y complejo, que enfrenta muchísimas resistencias porque estamos transformando un sistema corporativo y clientelar para sustituirlo por un nuevo sistema basado en Derecho y obligaciones claras, teniendo como centro y el mérito y la transparencia”, dijo.

Indicó que con base en una relación de respeto con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y con el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) como dos actores sustantivos de la Reforma Educativa, está podrá ser llevada a buen puerto.

“Y que hoy hay un gran número de actores que son muy importantes para que el sistema educativo tenga una gobernanza adecuada; sin lugar a dudas, y en primer lugar, el sindicato, con quienes hemos creado una nueva relación con claridad de lo que a cada quien le toca hacer”, refirió.

En su menaje inicial en el Senado, Aurelio Nuño, dijo que la viabilidad y el futuro de México dependen del éxito que pueda tener la Reforma Educativa para tener ciudadanos mejor formados en asignaturas como el español, las matemáticas e el inglés.

Con información de Excélsior.

 

Compartir

Dejar respuesta