olicías de Tabasco realizan este martes un paro de labores. Los uniformados exigen homologación salarial y que se dé “carpetazo a las investigaciones” que las autoridades estatales realizan en contra de algunos de ellos.

Desde las primeras horas, los policías tabasqueños se apostaron frente a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública; los inconformes denunciaron que desde el año 2012 firmaron una minuta, con el objetivo de mejora salarial y hasta la fecha no se ha dado respuesta a su demanda.

Advirtieron que a partir de este día no cesarán en sus demandas de mejoras laborales, así como con la exigencia de archivar nueve carpetas de investigación que existen en contra de policías municipales.

Durante la manifestación, la situación se tensó debido a que quienes encabezaron la protesta impidieron a los cadetes salir a realizar sus labores; por lo que fue necesaria la intervención de un funcionario del gobierno estatal, pero al acudir a dialogar con los uniformados fue atacado con piedras. Los uniformados exigieron la presencia del secretario de Seguridad Pública, Miguel Ángel Matamoros.

Se informó que los policías también mantienen retenidas las patrullas y algunas motocicletas, por lo que la segunda guardia no ha podido salir a realizar sus actividades.

En este sentido, el secretario de gobierno, Gustavo Rosario Torres, dijo que el diálogo con los policías está abierto.

“No hay ni represalias ni persecución contra policías inconformes así me lo aseguró el Secretario de Seguridad Pública, Miguel Angel Matamoros”, expuso el funcionario.

Señaló, además, que “el bono para los agentes de la policía de la SSP ya está autorizados y en un lapso de 24 horas se verá reflejado en sus pagos”.

TRABAJAN CON NORMALIDAD

Por la mañana, la Unidad Especializada de Comunicación Social sobre Seguridad Pública de la Gubernatura, informó que no había paro.

“Elementos de @SSPTabasco han comenzado sus turnos respectivos y con el resto de las corporaciones trabajan por la tranquilidad del Estado”.

Mientras los uniformados extendían una manta en la que exigieron al gobernador, “justicia y respeto”.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta