Publicada el 04-10-2016 (11:23:32)

Sin importar lo que piense la Federación Mexicana de Futbol, el organismo sudamericano de futbol confirmó que a partir del 2017 la Copa Libertadores se jugará con 44 equipos, los cuales tendrán actividad de finales de enero hasta noviembre, con un sólo partido para la final en campo neutral

Se hizo oficial. La Copa Libertadores 2017 se jugará de forma anual y con 44 equipos (antes 38).

En la reunión de Conmebol se confirmó que el torneo sudamericano se realizaría a finales de enero o comienzos de febrero hasta los últimos días de noviembre o principios de diciembre.

Dicha información pone en entredicho la participación de los clubes mexicanos en la Copa Libertadores, con lo cual, la presencia de los representantes de la Liga MX tendrá que ser evaluada por la Asamblea del circuito, es decir, los dueños de los equipos.

La semana anterior el presidente de la Liga, Enrique Bonilla, mencionó que existía la alta posibilidad de darle las gracias a la Conmebol si los cambios en el torneo libertador afectaban al balompié mexicano, que debe participar también en la Liga de Campeones de Concacaf.

Bonilla comentó entonces que dialogó con la presidencia de Conmebol y se le comentó que era una propuesta nada más.

“Nosotros tenemos obligación con nuestra liga y confederación, si con estas dos premisas [cambio de calendario de la Conmebol y la negativa de modificar el rol de encuentros de la Liga MX, además de los compromisos de la Concacaf], aún cabemos en la Libertadores, la jugaremos, si no, agradeceremos a Conmebol pero no podremos participar”, aseveró el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, el pasado viernes 30 de septiembre.

Por su parte, Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, señaló que el organismo sudamericano quiere a México en la Copa Libertadores.

“Conmebol quiere que los equipos mexicanos sigan participando. Hay un mensaje muy claro de los clubes mexicanos que quieren seguir en la Copa Libertadores, eso nos acerca. A partir de ahí hay que hacer trabajo como se está haciendo en todas las competencias. Debemos de amoldar y que ellos también sean flexibles, para llegar a un consenso de cómo hacerle para el próximo año, que es un año transitorio, nosotros podamos adecuar a las necesidades de las 11 organizaciones de las Ligas, y que ellos también a su vez hagan un esfuerzo para que en el 2017 se lleve esto con todos los clubes”, mencionó.

El próximo 10 de octubre sería la fecha tentativa para la reunión entre representantes de la Conmebol y la Federación Mexicana de Futbol para asumir una postura final.

Entre los cambios sustanciales, y el que más podría afectar a los equipos mexicanos, está el de extender la duración de la Libertadores, con inicio en febrero y final en noviembre. Además, se autorizó el aumento de participantes, de 38 a 44 para la edición del 2017.

Se informó que en ese sentido, una plaza será para el club colombiano Santa Fe por ser el ganador de la última Copa Sudamericana y los otros cinco lugares serán: dos para Brasil, y uno para Argentina, Chile y Colombia.

Respecto al incremento de seis clubes en el certamen, acudirán el campeón de la última edición de la Copa Sudamericana, mientras que los otros cinco serán repartidos entre Brasil (2), Argentina (1), Colombia (1) y Chile (1).

“El objetivo de estas reformas es potenciar el futbol sudamericano por medio de una estrategia integral que permita generar y reinvertir más valor en pro de su desarrollo. El calendario anual aprobado nos permitirá fomentar la calidad de los torneos locales de cada país y elevar los estándares de las competiciones continentales para ser más competitivos a nivel global”, explicó el presidente de la Conmebol.

De la misma forma se dio a conocer que los diez mejores terceros de la Libertadores, irán a la Sudamericana, para tener la oportunidad de seguir compitiendo a nivel continental.

Con información de: Crónica

 

Compartir

Dejar respuesta