Al menos 22 personas murieron y decenas resultaron heridas tras perpetrarse un atentado suicida durante una boda en la provincia siria de Al Hasaka, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Algunas fuentes afirman que son 30 los muertos.

Sobre la identidad del atacante, que detonó la carga explosiva que llevaba encima, la ONG no sabe si era hombre o mujer.

El pueblo de Tel Tauil, sitio del ataque, está bajo control de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada kurdoárabe que es apoyada por EU.

Entre los fallecidos se encuentran el muerto y un político. No se descarta que la cifra mortal aumente porque hay heridos de gravedad.

Ninguna organización terrorista o criminal ha reivindicado el ataque, aunque se sospecha del Estado Islámico (EI) que ha perpetrado atentados similares en la zona.

El último fue el pasado 5 de septiembre cuando un suicida del EI a bordo de una motocicleta bomba perpetró un atentado en una rotonda de la ciudad de Al Hasaka, donde ocho personas perecieron.

Con información de El Universal.

Compartir

Dejar respuesta