En México, el rugby sigue siendo un deporte en crecimiento que, a tres años de que se dispute la Copa del Mundo, en Japón, trabaja con jóvenes promesas que han vuelto de la selección nacional un combinado más joven, fuerte y prometedor.

Tras la conquista de la ‘Copa Oro’ el pasado sábado, ante Guyana, La Afición conversó con Francisco Echeguren, presidente de la Federación Mexicana de Rugby, quien destacó el crecimiento de esta disciplina y el valor agregado que significa contar con un plantel joven.

“(El crecimiento) ha sido muy importante, porque hay que considerar que la selección mexicana es muy joven, el promedio de edad con la que se jugó el fin de semana es de 26 años, si lo comparamos contra otras selecciones del mundo están entre los 29 años, es un equipo bastante joven”, mencionó el directivo vía telefónica.

Echeguren destacó que pese a la juventud de las nuevas generaciones, éstas tienen la madurez suficiente para competir codo a codo contra otros representativos, reforzados con la experiencia adquirida en el circuito local.

“Han madurado, tanto mental como físicamente, hoy en día los jugadores están mucho más fuertes, los jugadores están mejor preparados y la liga interna cada día es mejor; entonces, la competencia local ha mejorado considerablemente”, afirmó.

El nivel ha crecido tanto que, según el directivo, las opciones de poder representar a México en el rugby no son tan sencillas como lo eran antes, pues además, el interés por practicar este deporte ha ido en constante aumento.

“Antes era más sencillo ser parte de la selección, antes no había tantas opciones y hoy en día, verdaderamente, es ya complicado llegar a la selección, porque tenemos un grupo de 45 chavos que están trabajando y de esos 45 tienes que escoger a 23, cada día es más complicado para su entrenador elegir quienes juegan”, admitió.

Confianza en el timón

La llegada del entrenador Rubén Duque ha revolucionado el interés de los jóvenes practicantes del Rugby, así lo explicó Francisco Echeguren, quien destacó la unión y compromiso que los jugadores han mostrado hacia el español.

“(A Rubén) lo trajimos hace cuatro años, ha sido una de las mejores decisiones que hemos tomado, es una persona que es muy trabajadora, pero sobretodo lo que le gusta es acercarse y ver el lado humano a sus jugadores; entonces, los jugadores se sienten muy cercanos a él y trabajan mucho con la motivación y con la parte mental de los jugadores”, compartió el presidente de la Federación.

Duque no solo se encarga del entrenamiento de la selección mayor, sino de los jugadores de 19 años, a quienes les brinda toda su experiencia “para que suban y crezcan a la mayor”.

Con información de Milenio.

Compartir

Dejar respuesta