Publicada el 03-10-2016 (11:17:17)

La llamada Niña triste, ingresó al Salón de la fama del Rock en 1995, tras ser reconocida como una cantante única

Era el 4 de octubre de 1970, en una solitaria habitación de un hotel de Hollywood, con tan sólo 27 años fue encontrada sin vida Janis Joplin a causa de una sobredosis de heroína, en plena preparación de su disco Pearl que saliera meses después.

La llamada Niña triste, ingresó al Salón de la fama del Rock en 1995, tras ser reconocida como una cantante única, aunque nunca le han quitado el adjetivo de polémica; sobre la heroína solía decir: “Nada que te haga sentir tan bien puede ser tan malo”.

Nació el 19 de enero de 1943 en Port Arthur, Texas, pero al iniciar la universidad en Austin se dio cuenta que la música era su vida, y a pesar de que ya pasaron 46 años de su ausencia, en esa ciudad de Estados Unidos la recordarán proyectando el reciente documental, Janis blue girl en el centro de la misma.

Janis dejó su convencional familia y, aún sin cumplir 20 años, grabó su primer disco en su etapa de universidad. A finales de 1963, decidió hacer un largo viaje en carretera con su amiga Chet Helms hacia San Francisco, y ahí inició cantando en los bares y también comenzó su adicción a las anfetaminas, por lo que tuvo que regresar con su familia a Porth Arthur para entrar en un periodo de rehabilitación.

En 1966 regresó a San Francisco con su amiga Helms, quien trabajaba como promotora de conciertos. Helms pensó que sería la perfecta vocalista para el psicodélico grupo The Big Brother and the Holding Company, pero no duraría mucho ya que su controvertida personalidad y sus ganas de hacer buena música la hicieron dejarlos.

Aún así con ellos grabaría su segundo trabajo, Cheap Thrills, el cual la puso en la vista de productores, y se convirtió en un verdadero éxito de ventas y colocó varios sencillos en las listas de popularidad.

En esa época su adicción a las drogas se incrementó con el uso de la heroína, y sus problemas relacionados con la soledad fueron acompañados siempre por una botella de whisky; la marca Souther Comfort se hizo famosa porque en muchas de las fotos de la cantante salía sosteniendo una botella.

Aunque muchos creían que sus adicciones estaban controladas, ya que con su nueva banda Kozmic Blues Band grabó en 1969 el disco I Got Dem Ol Kozmic Blues Again Mama; y sin importar lo bueno del material su fama seguía creciendo aunque en cada presentación salía en estado inconveniente.

Su soledad era evidente y tras haber sufrido rechazo en su juventud en esa época la lista de hombres e incluso mujeres que habían estado con Janis se convirtió en interminable. Solía llamar a su alter-ego más salvaje Pearl.

Tras esa salvaje mujer hay infinidad de historias que la han convertido en leyenda, y aún es un misterio lo que sucedió esa noche del 4 de octubre, cuando les dijo a sus compañeros de banda que iba a ir por cigarros, pero que aún no se sabe dónde consiguió la dosis de heroína, que según la autopsia fue letal.

Su más recordada frase fue: “En el escenario le hago el amor a 25 mil personas diferentes; luego me voy sola a casa”.

A falta de la grabación de voz en aquella sesión de octubre de 1970, Buried Alive In The Blues terminó como tema instrumental del disco póstumo Pearl y se dice que la artista dejó 2 mil 500 dólares para que se hiciera una fiesta en su honor en caso de morir.

Con información de: Crónica

 

Compartir

Dejar respuesta