El candidato republicano, Donald Trump, afirmó que es el único que puede arreglar el esquema legal sobre impuestos, un día después de que se dieran a conocer datos sobre su historial fiscal.

Trump aseguró esto en un mensaje de Twitter después de que el diario The New York Times revelara que en 1995 declaró pérdidas por 915.7 millones de dólares, lo que le permitiría legalmente evitar impuestos sobre ingresos durante 18 años.

“Conozco nuestras complejas leyes fiscales mejor que ningún otro candidato presidencial, y soy el único que puede arreglarlas”, afirmó Trump en su mensaje.

El tuit de Trump viene acompañado de una etiqueta en la que alude al supuesto deterioro que está sufriendo The New York Times, que apoya en sus páginas editoriales a la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.

NYT informó de que Trump pudo tener “extraordinarios beneficios fiscales” por las pérdidas que había acumulado por la mala gestión de tres casinos en Atlantic City desde comienzos de 1990, así como de otros negocios.

El periódico recuerda que siguen sin conocerse datos sobre sus declaraciones fiscales posteriores a la de 1995, pero las pérdidas de ese ejercicio le podrían haber permitido librarse anualmente de unos 50 millones de dólares de impuestos durante 18 años.

Clinton insiste durante la campaña electoral la necesidad de que Trump dé a conocer sus declaraciones fiscales, pero el magnate neoyorquino sostiene que solo las difundirá cuando se termine la auditoría contable.

Se desconoce si dará a conocer la información antes de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

Trump destaca frecuentemente que es un hombre de negocios exitoso, aunque existen dudas porque el monto de la fortuna que dice tener no coincide con las sumas que le atribuyen fuentes independientes.

En otro mensaje posterior por Twitter, el candidato republicano asegura que “ha creado decenas de miles de empleos” y, a tono con su frase de campaña, sostiene que si llega a la Casa Blanca Estados Unidos recuperará su era de prosperidad.

“Hillary sólo ha creado empleos en el FBI y el en DOJ” (Departamento de Justicia), agrega Trump.

Poco después de que se dieran a conocer datos sobre el pasado fiscal de Trump, la campaña del aspirante presidencial lo calificó como “un hombre de negocios altamente cualificado que tiene una responsabilidad fiduciaria con su negocio, su familia y sus empleados para pagar no más impuestos que la obligación legal”.

Acerca de esta polémica, uno de los asesores de la campaña de Trump, el ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani. comentó en una entrevista con la cadena ABC que lo que hizo el magnate, al que calificó de “genio”, fue “completamente legal” y que el país necesita a “un hombre que sepa cómo fracasar y después regresar”.

En la misma línea se pronunció el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, también asesor de Trump. “No hay nadie que haya demostrado más genialidad en su forma de maniobrar alrededor del código impositivo”, comentó Christie sobre el candidato republicano en declaraciones a la cadena Fox.

En una primera reacción, Hillary Clinton citó tres posibilidades por las que Trump se niega a difundir sus declaraciones de impuestos: “O no es tan rico, o no lo ha hecho tan bien, o es que no quiere que los estadounidenses sepan que no ha pagado nada en impuestos federales”.

El principal rival de Clinton en las elecciones primarias demócratas, el senador Bernie Sanders, dijo en CNN que las revelaciones sobre los impuestos de Trump ejemplifican “exactamente por qué tantos millones de estadounidenses están frustrados” por lo que ven como un “sistema político corrupto”.

Con información de Milenio

Compartir

Dejar respuesta