Con más del 50 por ciento de los votos y el 99.64 por ciento de casillas computadas, los colombianos rechazaron el acuerdo de paz firmado por el gobierno de Juan Manuel Santos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El cese al fuego fue firmado por el gobierno y los representantes de la guerrilla el 26 de septiembre. En él se pactaba la inclusión a la esfera política de los guerrilleros y el desarme del grupo, entre otras acciones.

Según datos de la Registraduría Nacional del Estado Civil de Colombia, más de 12 millones de personas acudieron a las urnas a emitir su voto, que significa sólo el 37 por ciento de la población.

Los colombianos dicen estar hartos de la guerra, pero muchos están en contra de hacer concesiones a las FARC, que marcaron la historia reciente con masacres, secuestros, extorsiones y desapariciones forzadas.

Lo negociado desde 2012 en La Habana fue rechazado porque aunque seis millones 346 mil 055 personas votaron por el “Sí”, superando el umbral de 4.5 millones de votos requeridos para avalar el acuerdo, fueron más las adhesiones por el “No”.

El gobierno ha dicho no tener un plan B si triunfaba el voto negativo a la pregunta: “¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”.

Los últimos sondeos daban ganador al “Sí”, con un 20 por ciento de adhesiones frente al “No”, firmemente apoyado por el ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010).

Con este resultado, Colombia rechaza el acuerdo que pondría fin a 52 años de enfrentamientos entre ambos grupos, los cuales han provocado más de 200 mil muertos.

Con información de Agencias

Compartir

Dejar respuesta