U.S. Republican presidential candidate Donald Trump addresses the crowd at the South Carolina African American Chamber of Commerce in North Charleston, South Carolina, September 23, 2015. REUTERS/Randall Hill TPX IMAGES OF THE DAY

El candidato republicano Donald Trump podría haber eludido legalmente el pago de impuestos federales sobre la renta durante casi dos décadas, según documentos publicados anoche por el diario The New York Times.

Esto fue posible porque en su declaración de la renta de 1995 informó que tuvo pérdidas de 916 millones de dólares. Según los expertos fiscales consultados por el periódico neoyorquino, Trump podría haber usado ese monto de pérdidas para evitar el pago de los impuestos federales sobre la renta.

Según los cálculos del Times, el magnate habría ganado hasta 50 millones anuales durante 18 años y eludir esos impuestos federales bajo argucias sustentadas en la pérdida de 1995.

El magnate declinó hacer declaraciones al respecto. Pero su campaña sacó un comunicado que ni desmiente ni confirma la información del The New York Times: “El señor Trump es un hombre de negocios altamente calificado que tiene una responsabilidad fiduciaria hacia sus negocios, su familia y sus empleados de no pagar más impuestos de los requeridos legalmente”.

“Dicho esto, el señor Trump ha pagado cientos de millones de dólares en impuestos a la propiedad, impuestos sobre las ventas e indirectos, impuestos inmobiliarios, impuestos municipales, impuestos cobrados a los empleados e impuestos federales”, añade el comunicado.

Según su campaña, “el señor Trump conoce el código fiscal mucho mejor que nadie que se haya presentado antes a presidente y él es el único que sabe cómo arreglarlo”.

Durante el primer debate presidencial, la candidata demócrata Hillary Clinton dijo que quizá una de las razones por las que Trump se niega a hacer públicas sus declaraciones de impuestos es porque no paga impuestos federales. Trump no lo negó. “Eso significa que soy listo”, respondió el candidato republicano.

Sin embargo, Clinton se vio recompensada con un considerable repunte de la mano de su destacado desempeño tras el debate, según sondeos divulgados ayer.

Trump había eliminado la ventaja en las encuestas de su rival demócrata, pero el último promedio de sondeos realizado por RealClearPolitics muestra que ahora Clinton lo supera por tres puntos: 43.8 a 40.9%.

Los resultados de las encuestas a escala nacional muestran que Clinton mejora en varios “estados péndulo” (los llamados swing states), incluidos los codiciados de Florida, Nevada y New Hampshire, después del disputado debate del lunes pasado.

El candidato republicano también apareció en los titulares ayer por un video de junio pasado, en el cual reconocía que su negocio inmobiliario sufrió un impacto por haber calificado a los mexicanos como violadores y criminales al comienzo de su campaña.

Pero después de toda esta agitación, Trump insinuó que está listo para mucho más.

En una entrevista publicada ayer por el mismo Times, Trump aseguró que ahora se prepara para atacar a su rival demócrata por las viejas infidelidades de su marido, el ex presidente Bill Clinton (1993-2001).

“Ella es desagradable, pero yo puedo ser más desagradable de lo que ella puede ser”, dijo Trump al Times, sugiriendo que este ataque podría dañar la posición de ella con las mujeres.

“Hillary Clinton se casó con el mayor abusador de mujeres en la historia de la política”, afirmó.

     Por primera vez, la OEA observará las elecciones de EU

Tados Unidos invitó por primera vez a la Organización de Estados Americanos (OEA) para que observe sus elecciones presidenciales, después de financiar durante más de medio siglo la supervisión de los comicios en países latinoamericanos sin autorizar el examen de los suyos.

La OEA recibe este paso “histórico” como una “muy buena señal” al considerar que “la mejor manera de consolidar la democracia es predicar con el ejemplo”, afirmó Francisco Guerrero, secretario para el Fortalecimiento de la Democracia en la organización. Cuestionado acerca de los motivos que le hacen abrir la puerta a la OEA, el Departamento de Estado se limitó a decir que recibe la observación de la organización como “una oportunidad de demostrar la dedicación y el apoyo de Estados Unidos a esta importante función de la institución”. En la OEA, Guerrero agradece este “gesto de confianza” hacia la organización y constata, sin entrar en valoraciones, que la apertura de EU al escrutinio de la organización coincide con “una elección muy competida, que ha sido motivo de atención mundial, porque es una elección polarizada”.

El candidato republicano Donald Trump ha dicho en numerosas ocasiones que teme que haya fraude contra él en estados clave como Pensilvania.

Con información de Agencias

 

Compartir

Dejar respuesta