El incremento en el precio del dólar contra el peso ocasionará un alza de entre 2% y 3% en los medicamentos, especialmente en los dedicados a atender las enfermedades crónico-degenerativas, advirtió la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex).

Antonio Pascual Feria, presidente de esa organización, señaló que este incremento se percibirá principalmente porque los insumos con los que se elaboran los medicamentos son de importación, “de ahí que sí habrá un impacto en el precio del dólar, aunque moderado”.

El pasado 22 de septiembre, la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm) aseguró que el precio de las medicinas importadas alcanzará incrementos de precios hasta de 35% este año, por lo que anticipó un segundo aumento en noviembre y diciembre.

“Todos los medicamentos suben porque la sustancia activa y materias primas se compran en dólares. Los medicamentos más afectados son para hipertensión o diabetes, estos son los productos que más suben”, dijo la semana pasada Juvenal Becerra, presidente de Unefarm.

“Proyectar un escenario de incrementos en 30%, 35% o 50% es algo erróneo. Vamos a tener actualizaciones de entre 2%, 3% o 4% y no va a ser cada 15 días”, dijo Pascual Feria, presidente de Anafarmex.

Explicó que los medicamentos no son como otros productos de importación, cuyo precio debe actualizarse constantemente. Otro factor es que los fabricantes y las farmacias absorben parte de los costos para evitar el impacto a los usuarios.

Sin embargo, reconoció que “el escenario es preocupante. La paridad de nuestra moneda con respecto al dólar no nos favorece. A la larga va a haber un impacto por los dos factores que inciden en la fijación de los precios de los medicamentos: la inflación y el precio del dólar, porque los insumos para la fabricación se cotizan en dólares”.

En entrevista en el marco de la inauguración del 12 Congreso Internacional de TDAH, explicó que el alza en el precio de los medicamentos no se dará “de súbito”, puesto que muchas de las empresas fabricantes cuentan con los insumos necesarios para seguir operando.

Dijo que el cambio se notará a partir del próximo año, cuando las empresas tengan que reabastecer inventarios.

Con información de El Universal

Compartir

Dejar respuesta