La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) busca al menos a otras tres personas implicadas en el homicidio de la ciudadana española María Villar Galaz, quien fue secuestrada en la Ciudad de México el pasado 13 de septiembre y encontrada muerta en el Estado de México.

La PGR informó de la detención de una persona que habría participado en el secuestro y homicidio de la víctima

Del análisis hecho a las imágenes capturadas por cámaras de videovigilancia ubicadas en la entidad mexiquense, el titular de la dependencia, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, dio a conocer que identificaron varios vehículos usados por los presuntos implicados, entre los que se encuentra un taxi.

El material dijo que fue compartido con los investigadores de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la Procuraduría General de la República (PGR), quienes determinarán el número total de autos usados y si son particulares o de alquiler.

Reiteró que la necropsia hecha al cuerpo de la sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, arrojó como resultados que no hubo violencia sexual, tampoco encontraron residuos de alcohol o drogas, no hay rastro de algún tipo de tortura o golpes, y solo tenía una escoriación en el labio inferior, que pudo habersela hecho cuando la trasladaban en el vehículo por el movimiento ya que iba encadenada de manos y pies.

Mencionó que cuentan además con un movimiento hecho en un cajero de un banco cercano al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Toluca.

Confirmó la detención que hicieron policías federales de una persona que habría participado tanto en la privación de la libertad de la víctima, como en el homicidio, por lo que indicó que continúan coordinados con las autoridades de la Ciudad de México, en donde comenzó la cadena de delitos y con el gobierno federal, que fue el primero en conocer el caso.

De acuerdo con las autoridades, María Villar fue plagiada entre el tramo que comprende Santa Fe y Polanco, en la Ciudad de México.  Los secuestradores contactaron a su familia y pidieron rescate, sin embargo, la mujer fue asfixiada hasta la muerte el 14 de septiembre, y un día después, el 15, su cuerpo fue dejado en una comunidad de Santiago Tianguistenco.

Durante cinco días permaneció en calidad de desconocida, hasta que el 20 de septiembre sus familiares la encontraron en el Servicio Médico Forense(Semefo) de Toluca, donde les entregaron el cuerpo.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta