Publicada el 22-09-2016 (11:57:37)

Hace solo cuatro días que Angelina Jolie presentó los papeles de divorcio de Brad Pitt y la guerra entre la que fue una de las parejas más idílicas de Hollywood se recrudece. Todo indica que la batalla se centra en la custodia de sus seis hijos. La web TMZ informa de que el actor está siendo investigado por la policía de Los Ángeles por pegar y abusar psicológicamente de los niños. Posteriormente, otros medios de EE UU como la revista People -a la que el actor mandó el comunicado tras saltar la noticia del divorcio- se han hecho eco también de esta información confirmada por fuentes policiales. Esta acusación puede ser clave en el desarrollo de la separación de una pareja que desde que se unió hace 12 años ha facturado 555 millones de dólares, según Forbes. La actriz quiere quedarse con la custodia física de los pequeños y solo permitir visitas controladas del actor.

Fuentes próximas al caso han filtrado algunas situaciones que estaría investigando la policía y los servicios sociales de Los Ángeles, como cuando hace solo unos días en un vuelo privado Pitt “se volvió loco” y supuestamente comenzó a gritar a uno de los pequeños al que supuestamente también agredió. Según esta fuente, durante el incidente el actor, que habría bebido, continuó con su tono violento cuando el avión aterrizó e incluso intentó subirse en un camión que transportaba combustible para aeronaves. Brad Pitt y Angelina Jolie ya han sido entrevistados por la policía sobre este asunto y tienen previsto interrogar a los niños también. Horas después THR aseguraba que era “falso” que el actor estuviera siendo investigado tras consultar a un portavoz de la policía de Los Ángeles.

Una fuente cercana a Brad Pitt ha dicho a TMZ que el “asunto es muy en serio” y que al actor no cometió “ningún abuso con sus hijos”. “Se lo toma de una manera muy seria y dice que no cometió abuso con ninguno de los niños. Es desagradable que la gente involucrada continúe presentando a Pitt de la peor manera posible”, dice otra fuente anónima a la revista People. Tras anunciarse la separación, el actor aseguró estar “muy triste” y pidió “espacio para sus hijos”.

Los actores son padres de seis hijos, tres adoptados -Maddox (Camboya), Pax (Vietnam) y Zahara (Etiopía)- y tres biológicos -Shiloh y los gemelos Knox y Vivienne-.

 

Con información de: El país

Compartir

Dejar respuesta