Publicada el 21-09-2016 (12:43:28)

Las autoridades mexicanas entregaron a sus familiares el cuerpo de la española María Villar, sobrina del presidente de la Federación Española de Futbol, Ángel María Villar, para su repatriación a España, que puede producirse en las próximas horas.

Una fuente de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM, fiscalía) informó hoy a Efe de que “entregaron el cuerpo a la familia durante la madrugada, entre dos y tres de la mañana”, hora mexicana, en presencia de personal del Consulado de España en México.

“La familia llevó su servicio funerario, se hizo todo el papeleo y se entregó el cuerpo en un féretro que debe de llevar la familia”, detalló.

“Se hizo el traslado en un servicio funerario con el que ellos van a repatriar” el cadáver de la joven secuestrada y asesinada la semana pasada a España, agregó la fuente, que dijo desconocer en qué vuelo saldría el ataúd.

Fuentes consulares consultadas por Efe indicaron que lo más probable es que el féretro parta con destino a España en el transcurso de la jornada, pero no pudieron detallar en qué vuelo.

Aclararon que, de acuerdo a la legislación mexicana, “los consulados no tienen funciones logísticas en la repatriación, solamente jurídicas, es decir, expedir certificado de defunción”.

De la repatriación “se hacen cargo las empresas funerarias, que resuelven la cuestión logística, el transporte y las gestiones aduaneras”, agregaron las fuentes, antes de aclarar que el ataúd debe ir acompañado de una persona, seguramente un familiar.

Iberia tiene un vuelo desde Ciudad de México a Madrid a las 12.40 hora local (17.40 GMT) y otro a las 19.30 hora local (00.30 GMT del jueves). El trayecto es de casi once horas.

Aunque también ofrece a diario otras combinaciones con escalas en ciudades como Miami o Londres que duran más de 13 horas antes de aterrizar en Madrid.

La española María Villar Galaz fue hallada sin vida el jueves pasado en un riachuelo, atada de pies y manos, y con una bolsa en la cabeza que le causó la muerte por asfixia, en una comunidad llamada Mirasol, en el municipio de Santiago Tianguistenco, del Estado de México, aledaño a la capital del país.

Dos días antes había sido secuestrada al salir por la noche de las oficinas de la empresa IBM México, en la que trabajaba como consultora, en la zona de Santa Fe, en el oeste de Ciudad de México y tomar un taxi.

Al parecer se trató de lo que en México se conoce como un “secuestro exprés”, es decir, la retención de la persona para obligarla a sacar de cajeros automáticos dinero de sus cuentas bancarias.

Esta situación se produjo en al menos dos ocasiones, según informó el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García Margallo, al dar a conocer el caso por primera vez el martes desde Nueva York, donde asiste a la Asamblea General de la ONU.

Con información de: EFE

 

 

Compartir

Dejar respuesta