Una persona murió hoy por heridas de bala durante la segunda noche de disturbios en Charlotte, Carolina del Norte, por la muerte de un afroamericano a manos de la policía, informaron las autoridades.

La Alcaldía de Charlotte aseguró a través de Twitter que los agentes desplegados en la manifestación no efectuaron disparos de bala, por lo que el suceso fue entre civiles.

A estas horas, decenas de manifestantes se enfrentan en las calles de Charlotte con la Policía, que está lanzando gases, disparando proyectiles de goma y realizando múltiples detenciones.

Por lo menos siete policías y dos manifestantes, a parte del fallecido, sufrieron heridas y fueron atendidos por servicios médicos.

Las autoridades de Charlotte aseguraron que Scott, muerto a tiros este martes por un agente local, estaba armado y pidieron calma tras los graves disturbios de la noche de ayer, en los que más de 15 policías fueron heridos.

El responsable de la Policía de Charlotte-Meckenburg, Kerr Putney, aseguró en una conferencia de prensa junto a la alcaldesa, Jennifer Roberts, que los agentes pidieron a Scott que arrojara el arma con la que salió de un vehículo.

Sin embargo, no pudo precisar si la víctima, de 43 años, apuntaba a los agentes momentos antes de ser abatido.

El jefe de la Policía explicó que el agente que disparó, Brentley Vinson, no llevaba una cámara personal instalada en su uniforme, pero sí lo hacían otros agentes que se encontraban en el lugar de los hechos.

Los familiares de la víctima negaron que estuviese armado y aseguraron que lo que sí llevaba era un libro que estaba leyendo mientras esperaba que un hijo suyo regresara de la escuela para recogerlo.

Activistas y líderes religiosos locales convocaron a un boicot económico contra la ciudad de Charlotte por lo sucedido.

La muerte de Scott provocó graves disturbios en la ciudad, que se prolongaron hasta la madrugada y se saldaron con 16 agentes de policía heridos, varios coches de patrulla dañados y al menos cinco detenidos.

Este caso llega rodeado de un clima de tensión racial que ha crecido en los últimos dos años por la muerte de decenas de personas negras a manos de policías blancos.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta