Familiares de los detenidos el siete de junio de 2015, protestaron en los juzgados federales, para denunciar que la autoridad estatal no quieren atender el caso y los mantienen en la cárcel a pesar de que no se han comprobado los delitos que se les imputan.

Indicaron que dejaron las filas del Frente Popular Revolucionario (FPR), al ya no compartir su ideología, y crearon la corriente Sol Rojo, a través de la cual buscan obtener la libertad de sus parientes.

Señalaron que los jueces manipulan las leyes de acuerdo a los intereses de las autoridades, por lo que mantendrán sus protestas hasta lograr una solución.

Con información Iván Castellanos

 

Compartir

Dejar respuesta