Publicada el 20-09-2016 (14:33:41)

Cuando el reclamo común es que las encuestas fallan en anticipar el resultado de las elecciones, los profesionales de los estudios de opinión no dejan de aclarar que estas herramientas no está diseñadas para predecir los números de las urnas sino reflejan la situación de la opinión pública de un momento específico. Sin embargo existen herramientas y metodologías que sí están diseñadas para predecir los resultados de las contiendas, tales como los utilizados por el blog http://fivethirtyeight.com/ de Nate Silver, quien se ha aproximado a los números finales de las ultimas contiendas del país vecino.

El modelo de @NateSilver538 consiste en tomar en cuenta múltiples encuestas, sus grados de aproximación y el comportamiento histórico de las mismas, para dar un porcentaje de probabilidad de victoria a favor de tal o cual candidato. En esta contienda, y por primera vez, el famoso blog ha tomado en cuenta métodos alternativos de encuestas, por ejemplo las llamadas robóticas, los análisis de sentimientos vía web y las encuestas en línea. Hasta el mes de julio no existía una diferencia significativa al correr el modelo sólo con las encuestas tradicionales o con las encuestas en línea: en ambas Hillary tenía una probabilidad de triunfo del 80%, el estimado de intención de voto favorecía en un 6.3% a la candidata demócrata. Sin embargo en el último corte algo sucedió, las encuestas presenciales o telefónicas con operador en vivo ampliaron el margen, tanto de intención de voto como en probabilidad de triunfo, para poner a la ex secretaria de estado con un 86% de posibilidad con una diferencia en el voto de + 7.1%, pero en las encuestas en línea o aquellas que solicitan respuestas automáticas cae al 70.5% de probabilidad de triunfo y menos del 5% a favor en la intención de voto. Hay estados donde la diferencia es enorme, por ejemplo Utah, un esta do tradicionalmente republicano, mientras que en las encuestas “en vivo” Trump gana por 29 puntos, en las robóticas o en línea tan solo lo hace por 17. El extremo opuesto está en Massachusetts, cuando se pregunta “en vivo” Hillary gana por 24.5 pero en las encuestas en línea su margen se reduce a 16 a favor. ¿Será que el anonimato en la respuesta favorece al señor Trump? Sin embargo, sólo en 3 estados esta diferencia podría alterar el resultado del colegio electoral, los votos electorales de Georgia y Carolina del Norte irían para Trump, y Nebraska para Hillary si hacemos mas caso a las nuevas herramientas para encuestas.

La contienda en medios sociales es feroz. Contrario a lo que se pudiera pensar, quien tiene mayor cobertura mediática negativa es Hillary Clinton, según un análisis de Crimson Hexagon, en una muestra desde enero de 2015 que incluye mas de 170,000 publicaciones en medios sociales; la mezcla de sentimientos positivos es favorable a Donald Trump.

Trump gana en seguidores de Facebook, Twitter e Instagram; Hillary en Youtube y LinkedIn. En una muestra analizada de 200 mensajes sobre los dos principales contendientes es indudable la polarización que genera @RealDonaldTrump, siendo el “líder” de tres categorías analizadas: tiene los mensajes con mas RT’s, con más FAV’s y con mayor intensidad en el sentimiento. De hecho los tres primeros lugares de cada categoría son para mensajes emitidos por su cuenta, y es el personaje mencionado en los siguientes dos. El balance general es 8.9% de menciones positivas para Trump por 7.8% para Hillary y 28% de menciones negativas para el republicano por 22.7% para la ex primera dama.

En YouTube los videos sobre Trump duplican las vistas de aquellos de Hillary, y generan 47% de sentimiento negativos 17% positivo y 36% neutral; la candidata demócrata tiene 48% de sentimiento negativo, sólo 4% positivo y 47% neutral.

Se han buscado mas de 7 millones de veces términos asociados con Donald Trump; sólo 2.7 millones con Hillary Clinton. El gasto estimado en palabras de Google por mes es de 224,000 solares para la demócrata y tan solo cuatro mil para el republicano, tal vez con el volumen de búsquedas tan grande estiman innecesario el gasto.

Probablemente una de las diferencias entre las encuestas tradicionales y las digitales es que en las últimas es mas común la inclusión de los otros dos candidatos a la presidencia de los Estados Unidos. Sí, hay dos candidatos más pero no tienen ninguna posibilidad de ganar la elección, sin embargo si pueden marcar una diferencia en los estados que se mantienen “cerrados”, si revisamos los números de la que tal vez es la encuesta digital mas acreditada, YouGov.com , observamos los siguientes datos.

La principal razón para emitir un voto, independientemente de por qué candidato se este manifestando la intención es “a favor de Hillary Clinton” 29%, seguido por “a favor de Donald Trump” 26%, pero el voto en contra mas alto lo tiene Hillary Clinton con un 19%; “votando en contra de Donald Trump” alcanza el 18%.

Si analizamos un poco más a detalle los datos de encuestados que votarán por Trump, 39% lo hace motivados por que Hillary no sea la presidenta. 83% de los votantes de Trump considera que Hillary es “perversa”. Sorprendentemente en el caso de aquellos que se pronuncian por Hillary el porcentaje de convencimiento sobre la candidata es mayor, 63% dejando en 35% a los que la elegirían con tal de que no llegue Trump al poder.

El 19% De quienes van a votar por Jill Stein lo harán por darle un voto en contra a Donald Trump y un 17% por castigar a Hillary Clinton. Lo mismo sucede con aquellos que declaran una intención de voto por Gary Johnson, 15% es por un voto contra Trump y 16% por hacerlo contra Hillary.

Otro dato relevante: el 45% opina que Hillary Clinton está lista para ser Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, 45% opina que no, pero el 59% opina que Trump no está listo (incluyendo un 27% que aun así votaría por el). El 60% piensa que es probable o muy probable que Trump lleve a Estados Unidos a una guerra; el 44% opina lo mismo de Hillary.

Contrasta el saldo de opinión de Barack Obama con +9, una aprobación como presidente del 48% y la opinión sobre la dirección del país, pues la mayoría, un 61%, opina que va por el rumbo equivocado.

Sin duda, la polarización que ha despertado Trump lo ha hecho aparecer como un contendiente de cuidado, su estrategia mediática y digital ha conseguido mayor impacto en el electorado. Sin embargo, y aun cuando su intención de voto ha subido y la diferencia se ha reducido a solo el 6% a favor de Hillary, la estrategia electoral y de dispersión del voto de la candidata demócrata la mantienen mucho más cerca del triunfo. ¿Se puede influir en el resultado?, sin duda, y no hay que ser presidente e invitar a los candidatos a Los Pinos, varias iniciativas, entre ellas @DilesQueVoten, promueven maneras de incidir en el resultado de nuestro país vecino.

Con información de: El Universal

Compartir

Dejar respuesta