La amistad entre dos bebés de China logró cruzar fronteras. Los pequeños que crecieron juntos en China, pero que fueron separados una vez que a uno de ellos lo adoptó una familia estadunidense, se reencontraron la semana pasada en el Aeropuerto Internacional Dallas Forth-Worth.

Hannah Sykes, de cuatro años, y Dawson Clary, de tres, se vieron por primera vez luego de más de un año de haber dejado el orfanato en el que vivían en China.

Un video subido por los padres de los bebés los muestra abrazándose en el aeropuerto, el objetivo de la grabación es que se preste atención al tema de la adopción.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta