Publicada el 19-09-2016 (12:37:29)

Con un promedio de siete millones de espectadores por episodio, la serie Game Of Thrones sigue sentada en el trono de los reconocimientos. Anoche, la producción ganó como Mejor serie dramática en la entrega 68 de los premios Emmy que se llevaron a cabo en Los Ángeles, acumulando 12 estatuillas en esta edición.

Con este reconocimiento, Game of Thrones se convierte en la producción más premiada con 38 trofeos dorados, dejando atrás el récord que la serie de comedia Fraiser ostentaba con 37.

La historia de las espadas y los dragones sigue siendo de las favoritas no sólo de audiencia, también de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión, la cual también la declaró como ganadora el año pasado.

Otra serie que se llevó la mayoría de los premios a los que estaba nominada fue American Crime Story: The People v. O.J. Simpson. De 22 nominaciones, la producción ganó nueve estatuillas.

Las principales categorías de elenco y como Mejor Miniserie la colocaron como la ganadora en su categoría.

La ceremonia estuvo inmersa en el ambiente electoral que impera en Estados Unidos.

Comentarios entre los simpatizantes republicanos y los democrátas mostraron una mayoría a favor de la candidata Hillary Clinton.

Incluso Julia Louis-Dreyfus tuvo tiempo de bromear con la situación.

Al recibir su quinto galardón consecutivo por su personaje en Veep, hizo referencia a una de las principales iniciativas del republicano.

“Quiero pedir disculpas por el clima político actual. Veep empezó como sátira política y ahora parece un documental muy serio”, dijo la actriz al iniciar su discurso.

“Prometo de nuevo construir ese muro y obligar a México a pagarlo”, continuó en referencia a la propuesta real de Trump, provocando algunas risas. Desde 2012, Julia Louis-Dreyfus se ha llevado el reconocmiento por su papel en Veep, que también ganó como Mejor comedia.

Este año House of Cards tenía 13 nominaciones y no ganó nada.

Jimmy Kimmel fue el presentador de la noche y en su monólogo de apertura hizo referencia al productor Mark Burnett, quien hizo el programa The Appreentice en donde participó Donald Trump.

“Si Donald Trump construye un muro será a él a quien primero lanzaremos del otro lado”, dijo el conductor. Sin embargo, Burnett no se dejó, y al ganar Mejor reality con The Voice también mostró su posición. “Agradezcamos a Jimmy por los minutos de publicidad a Hillary”, dijo.

Así, los comentarios políticos siguieron entre otros actores como Kate McKinnon, quien mostró su apoyo a Clinton. Por su parte, Sterling K. Brown, ganador a Mejor actor de reparto por su trabajo en American Crime Story hizo referencia a Melania Trump, quien ha dedicado críticas a las personas de color.

Con información de: El Universal

 

Compartir

Dejar respuesta