La fotógrafa de esta casa editorial Tiempo, en entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen dijo que el sábado pasado ella sólo se encontraba en el Centro de la ciudad de Oaxaca haciendo su trabajo cuando de pronto comenzó a ser agredida por un grupo de maestras que participaban en el plantón de la calle Guerrero.

Citlalli Cid informó que ya prepara una denuncia ante la Fiscalía General de Oaxaca, argumentando que los maestros violentaron su derecho a realizar su labor, además de que fue agredida física y verbalmente, pese a que se encuentra embarazada.

La fotoperiodista explicó que ella sólo se limitaba a tomar aspectos de la reinstalación del campamento magisterial en las calles aledañas al Zócalo, luego del enfrentamiento que se había suscitado un día antes entre la Policía Estatal y docentes.

“De repente una de las maestras me avienta hacia la pared, y yo le dije que no me tocará qué si no veía mi estado, me empiezan a insultar y amenazar que me fuera del lugar, yo tomé mis fotografías a las lonas que colocaban, de repente me rodean y me obligan sin razón alguna a borrar mi material”.

Agregó, “Sin duda fueron maestras y maestros de la Sección 22, quienes me retuvieron, y decían que no me iban a dejar ir si no hacía lo que me pedían, yo me reguarde en una tienda cercana pero ellos decían que sino salía iban a quemarla”.

Debido a los hecho, Citlalli Cid decidió realizar la denuncia correspondiente para quién o quiénes resulten responsables.

“Me tomaron fotos a mi estando en la tienda y a mis compañeros que fueron apoyarme, lo sorprendente es que incluso ya hasta me identifican y ellos son los que dicen que uno los ficha”, narró.

Citlali Cid Granados, lamentó que en Oaxaca el magisterio oaxaqueño tome este tipo de actitudes en contra fotógrafos y reporteros que sólo se dedican a hacer su trabajo, y sobretodo porque en un desplegado la Sección 22 se comprometieron a respetar la actividad periodística, acción que no han cumplido.

“Este no es el primer caso de agresión que se presenta en Oaxaca, hay varios compañeros han sido agredidos por la Sección 22, yo misma había tenido otros problemas similares pero no estaba embarazada”, mencionó.

Pese a los acontecimientos, nuestros fotógrafa y su bebe se encuentran bien de salud, reciben toda la atención médica necesaria para evitar un parto prematuro.

Staff Tiempo

Compartir

Dejar respuesta