Donald Trump admitió, por primera vez, que Obama nació en Estados Unidos aunque sostiene la teoría de que fue su rival demócrata quien comenzó con los rumores sobre el lugar de nacimiento del presidente.

“Hillary Clinton y su campaña del 2008, comenzaron la controversia por el nacimiento” afirmó el magnate frente a la prensa y declaró: “El presidente Barack Obama nació en Estados Unidos, punto. Ahora debemos regresar a la tarea de hacer a América fuerte y grande de nuevo”.

El equipo que trabaja para que el magnate logre su lugar en la Casa Blanca considera que se debe “terminar con ese feo incidente” que es utilizado por la campaña demócrata de para atacar a Trump.

Durante años Trump aseguró que el certificado de nacimiento, que indica que el origen de Barack Obama es Hawaii.

“Le preguntaron una vez más dónde cree que nació el presidente Obama y sigue sin decir Hawaii. Sigue sin decir en EEUU” afirmó Clinton en una conferencia y sentenció: “¿Este hombre pretende ser nuestro próximo presidente? ¿Cuándo va a terminar con esa intolerancia?” dijo la demócrata días atrás.

La respuesta a la pregunta de Clinton llegó de parte del vocero de la campaña republicana, Jason Miller, que a través de un comunicado sugirió que el asunto fue zanjado por Trump hace cinco años.

“En el 2011, el señor Trump finalmente llevó este amargo incidente a su final solicitando con éxito al presidente Obama que presente su certificado de nacimiento”, asegura Miller.

 

Con información de Agencias

Compartir

Dejar respuesta