Publicada el 16-09-2016 (11:22:12)

Este 15 de septiembre, millones de mexicanos gritaron “Viva México” ondeando  banderitas que en su mayoría son de importación, las cuales son elaboradas en fábricas de China, que compiten con menos calidad y precio frente productos hechos a mano por productores mexicanos.

Según comerciantes, por cada tres productos chinos se vende uno mexicano.

Algunos vendedores ambulantes de productos como banderotas y banderitas, moños, pulseras, trenzas, guitarras, tambores, rehiletes, cornetas, bigotes y trajes típicos, entre otros, reconocieron que este año las ventas de artículos producidos en México han caído entre 30 y 35 por ciento, derivado de los problemas económicos, la competencia frente a artículos producidos en China y piratas.

Entrevistada a las afueras del Museo Dolores Olmedo, en Xochimilco, Guadalupe Ramírez, quien pasaba con su puesto móvil, destacó que “en comparación con otros años, las ventas están muy bajas”.

Consideró que lo anterior responde a la gran competencia que representan los productos chinos.

“El producto mexicano es un poco más caro porque está hecho a mano y se produce en menores cantidades que lo que hacen las fábricas chinas. Estas banderitas –señala parte de su mercancía – yo las vendo en 20 pesos, pero la gente prefiere las de ese mismo tamaño que le cuestan diez y son hechas en otro país. Yo no tengo banderas hechas en otro país. Yo voy a Toluca, ahí las compro a los productores y las vendo; en cosas tradicionales yo vendo sólo lo mexicano porque de otra forma le quito trabajo a gente como yo, que vivimos de nuestro trabajo en México”, dijo.

Comentó que por dedicarse al comercio aprovecha las ventas de temporada, como es el caso del 15 septiembre, y el Día de Muertos, cuando vende calaveritas de azúcar, dulces o papel picado, mientras que en diciembre comercializa bufandas, suéteres, gorras, guantes y adornos.

“Tengo dos hijos y quiero lo mejor para ellos. El mayor tiene 24 años, está en la universidad y estudia leyes; el chico tiene 18 y estudia en la preparatoria, quiere ser ingeniero agrónomo. En época de calor meto playeras y así. Pero este año no me ha ido bien”, dijo.

Al exterior de una tienda departamental en Lomas Estrella, María, quien prefirió no decir su apellido, dijo que las ventas están bajas y es muy claro el desánimo de la gente, ya que hay menos dinero.

Sin embargo, consideró que la venta de artículos es más o menos pareja, pero que principalmente conviene colocarse cerca de las escuelas primarias, porque con los actos “para festejar las fiestas patrias” los maestros piden a los alumnos que el 15 de septiembre usen trajes típicos, que es lo que más se vende.

Comentó que en su puesto no tiene productos importados y es muy visible el sello “Hecho en México” en empaques de trenzas, sobreros, moños, pulseras o bigotes. El costo de las banderas oscila entre los diez y los 220 pesos. Aseguró que sus productos los adquiere en el Estado de México y que “los chinos son más baratos y nos pega mucho”.

Sobre Canal de Miramontes, José Nicanor, oriundo de Oaxaca de 77 años de edad, relató que su familia vende estos artículos desde hace más de 50 años; luego prefirieron comprarlos en Puebla, hasta que los convencieron que “los chinos dejan más”.

En su puesto móvil se pueden ver banderas de menor tamaño. Las más grandes “las compraron los peseros, desde los primeros días de septiembre y los propietarios de algunas casas de la zona que muestran su orgullo de ser mexicanos y qué bueno, hay que demostrárselo a ese Trump, paqué lo traen a México”.

Con información de: Excélsior

 

Compartir

Dejar respuesta