En la localidad pakistaní de Mian Channu, provincia de Punyab, una mujer y su primo han sido asesinados a manos de sus propios parientes con el pretexto de salvar el ‘honor’ de la familia, informan medios locales.

Khalida Bibi y su primo y supuesto amante Mohammad Mukhtar, fueron asesinados por el esposo, el padre y el hermano de Bibi. Tras el homicidio, los cuerpos de las víctimas fueron colgados de un árbol. Este jueves, Mukhtar había llegado a visitar a su prima, pero el esposo de Bibi consideró que su conyugue la estaba engañando por lo que los atacó con ayuda de su suegro y su cuñado.

Posteriormente los tres atacantes fueron detenidos por la Policía y confesaron haber cometido el asesinato porque supuestamente tenían un romance. En Pakistán, cada año cientos de mujeres mueren en este tipo de homicidios que suelen llevarse a cabo por los miembros de su propia familia como castigo por llevar la ‘vergüenza’ a su hogar.

 

Con información de Actualidad RT

Compartir

Dejar respuesta