Un total de 100 presos indígenas y de escasos recursos recluidas en penales de Oaxaca fueron liberadas este jueves en una ceremonia encabezada por el gobernador Gabino Cué Monteagudo.

En la ceremonia realizada en el edificio de los Juzgados Civiles y Familiares del Centro, fueron liberadas los presos por delitos de fuero común mediante la reducción de condena por buen comportamiento.

El gobernador Gabino Cué aseguró que en seis años de administración, el gobierno de Oaxaca ha revolucionado las instituciones de procuración de justicia para cerrar la brecha de discriminación, exclusión y pobreza.

“El gobierno actual ha puesto todo su empeño en ello, buscando a través de un sistema de justicia penal garantista, que la dignidad de las personas prevalezca por encima de obstáculos económicos, políticos y sociales”.

El gobernador exhortó a las personas recién liberadas que conduzcan su vida con consciencia individual y colectiva apegada a la ley.

Con información de Quadratín

Compartir

Dejar respuesta