“Se vende esposa usada”. Sí, fue una broma, y de muy mal gusto. Por lo menos así lo consideró Leandra, la mujer ‘en venta’.

Resulta que su gentil esposo estaba muy molesto luego de haber enfermado y su mujer no lo atendió ni le dio los cuidados que él esperaba, por lo que decidió castigarla con “el látigo de su desprecio”.

A Simon O’Kane se le ocurrió la brillante idea de colgar un anuncio en el portal de subastas eBay, acompañado de una breve descripción del ‘producto’ en venta:

“Tiene carrocería decente”, pero, “a menudo hace un ruido imposible de silenciar, a menos que ordenes nuevas y brillantes piezas de metal”.

Al enterarse, su esposa se enfureció y despotricó contra Simon, de quien dijo “quería matarlo… Todos en el trabajo lo vieron y se rieron porque no solo me puso en venta, sino que también agregó una pésima foto mía”, dijo Leandra.

Y como dicen que al mal tiempo, buena cara, a Leandra no le quedó más que olvidarse de su enojo y sutilmente exhibió algunos defectos de su marido.

“Él siempre se queja de que está mal, es muy hipocondríaco, y luego va al gimnasio durante tres a cuatro horas en un día”, expresó la joven.

Por cierto, la puja alcanzó la módica cantidad de 85 mil dólares.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta