Publicada el 14-09-2016 (18:48:59)

El Bayer Leverkusen y Javier “Chicharito” Hernández se “durmieron” después de conseguir dos goles de ventaja, pero el CSKA lo aprovechó para emparejar el marcador en dos minutos.

El delantero mexicano sólo jugó 45 minutos e intervino en el primer gol del Bayer.

El partido parecía al principio hecho a la medida para el Leverkusen, que generó ocasiones desde el arranque.

En el minuto 9, Admir Mehmedi abrió el marcador con un disparo dentro del área. Y en el 16 el turco Hakan Calhanoglu aumentó la cuenta con un remate desde unos 20 metros.

El Leverkusen tenía el balón, tenía llegada y no había nada que pareciera indicar que el CSKA pudiera ofrecer algún tipo de resistencia.

Sin embargo, el equipo ruso tuvo dos minutos mágicos, como salidos de la nada, que le dieron un vuelco radical al compromiso.

En el 37, en el primer contragolpe ruso, Alan Dzagoev logró acortar distancias; y en el 38, en la segunda llegada, Roman Eremenko empató el partido.

El Leverkusen no pudo recuperarse de esos dos minutos y en la segunda parte sus esfuerzos por atacar fueron desordenados mientras que el CSKA tuvo un segundo aire e incluso hubiera podido definir el partido a su favor.

El entrenador Roger Schmidt intentó recurrir a los cambios como revulsivo, Charles Aranguiz entró por Calhanoglu y Joel Pohjanpalo por Javier “Chicharito” Hernández, pero el equipo no volvió a encontrar la versión de los primeros minutos del compromiso

En el 50, además, el Leverkusen perdió a Lars Bender por lesión con lo que Schmidt tuvo que hacer el último cambio -entró Kevin Volland- y se quedó sin posibilidades de volver a mover el banquillo.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta