Publicada el 12-09-2016 (13:47:12)

 

La Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas sirias anunció hoy el comienzo de un alto al fuego en el país durante siete días, tras el acuerdo logrado por Estados Unidos y Rusia.

El Ejército advirtió de que se reserva el derecho a responder con todo tipo de armas de fuego contra cualquier violación de grupos armados.

La nota precisó que “el régimen de calma” estará en vigor desde las 19.00 hora local (16.00 hora GMT) de hoy hasta las 23.59 hora local (20.59 horas GMT) del 18 de septiembre.

Por su parte, la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), principal alianza opositora, no ha anunciado hasta ahora si acepta o no este cese de las hostilidades.

Antes de la declaración del comienzo de la tregua por parte de las Fuerzas Armadas se han registrado ataques en distintas partes del territorio.

Uno de los últimos fue en el norte del país, donde al menos trece personas murieron por un bombardeo de aviones de guerra no identificados contra la localidad de Maarat al Masriyin, en la provincia septentrional de Idleb, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La mayor parte de Idleb está bajo el control del Frente de la Conquista del Levante (antiguo Frente al Nusra, vinculado a Al Qaeda) y de otras facciones armadas.

Tanto el Frente de la Conquista del Levante como el grupo terrorista Estado Islámico (EI) está excluidos del alto el fuego.

Precisamente, uno de los obstáculos que para la CSN presenta el pacto es que el alto al fuego no incluye al Frente de la Conquista del Levante, que actúa junto a otras facciones en el territorio sirio.

 

Control total

El presidente sirio, Bashar al Assad, afirmó hoy que su Gobierno quiere retomar el control de toda Siria, en declaraciones durante un recorrido por la ciudad de Daraya, al suroeste de Damasco, difundidas en un vídeo de su oficina.

El Estado sirio tiene la determinación de retomar todas las regiones (en manos) de los terroristas”, dijo el mandatario, pese a que hoy entró en vigor el alto el fuego, acordado por Estados Unidos y Rusia, en el país árabe.

Hemos venido aquí (en referencia a Daraya) para reemplazar la falsa libertad por la verdadera que comienza con el retorno de la seguridad, continúa con la reconstrucción y acaba con una decisión nacional independiente”, agregó.

Al Assad explicó que quiere dirigir este mensaje a los ciudadanos y a “aquellos que han trabajado en contra de Siria, especialmente, a los países inmersos directamente en la conspiración contra el país y que apoyan a los terroristas”.

En alusión a los combatientes en áreas fuera del control del Gobierno, el presidente instó “a todos los sirios a ir hacia la reconciliación”.

Cuando digo esto, asumo que la mayoría de los sirios son patriotas y que la mayoría de los que están en zonas en manos de los armados está dispuestos a regresar al seno de la nación”, destacó Al Assad.

Y a aquellos que insisten en continuar siendo meros instrumentos por un puñado de dólares, les decimos simplemente que las Fuerzas Armadas continúan su trabajo sin dudar y sin respiro, e independientemente de las condiciones internas o externas”, destacó.

Durante la grabación, se ven imágenes de Al Asad, acompañado de una nutrida delegación gubernamental, paseando por las devastadas calles de Daraya.

En una mezquita de esta urbe, el presidente participó hoy en el rezo por la festividad musulmana del Sacrificio.

El pasado 25 de agosto, las autoridades y los rebeldes de Daraya cerraron un acuerdo por el que los opositores se comprometieron a entregar sus armas y que permitía su evacuación con el compromiso del Gobierno de que no tomaría represalias contra los insurgentes.

Dos días más tarde, Daraya quedó totalmente vacía tras la salida de 3 mil 200 civiles y 800 rebeldes de la urbe, que estuvo sitiada por el ejército durante cuatro años.

La importancia estratégica de Daraya reside en su cercanía al aeropuerto militar de Mezze, así como a la autovía que une Damasco con el Líbano.

 

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta