El Obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, Gonzalo Alonso Calzada Guerrero, aseguró que es necesario tener una solución de fondo al conflicto magisterial.

Indicó que no solo se deben quedar los procesos en la escucha de las demandas, o el verificar las condiciones, sino aplicar medidas que lleven a tener condiciones para vivir.

Sostuvo que deben aplicarse las leyes para que se respete el estado de Derecho, pues la sociedad en general debe respetar las garantías de terceras personas.

 

Con información de Iván Castellanos

Compartir

Dejar respuesta