Cuando una mujer va a dar a luz espera que todo se lleve con tranquilidad, aunque este no fue el caso de Jessica Stubbins, quien no alcanzó a llegar ni a las puertas del hospital.

Jessica y su esposo Tom llegaron al hospital de Scunthorpe, Reino Unido, donde habían planeado el nacimiento. Sin embargo, cuando bajó del coche, no alcanzó a cruzar las puertas del hospital, pues ya había iniciado la labor de parto y en cuestión de segundos la niña estaba en brazos de su madre.

Todo fue captado por las cámaras de seguridad el hospital.

 

Después el personal del hospital se hizo cargo de la madre y la bebé, a quien llamaron Lucy.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta