El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Oaxaca informó que con relación a la suspensión de las obras que se realizaban en el portal Benito Juárez número uno, dicho proyecto estaba autorizado en su primera etapa, ya que el director responsable de obra y el propietario solicitaron permiso para realizar calas arquitectónicas; sin embargo, debido al alto grado de deterioro de las vigas de madera fue necesario un apuntalamiento.

El INAH, junto con la Dirección del Centro Histórico y Patrimonio Edificado y Protección Civil, acudieron de inmediato para realizar las revisiones correspondientes, autorizando de esta manera el apuntalamiento urgente a manera de prevención, para salvaguardar la integridad física de trabajadores y terceras personas.

Luego del apuntalamiento, el responsable de la obra presentó una propuesta de restauración de la cubierta del portal, la cual debería de pasar los protocolos de normatividad y trámites correspondientes, mismos que dada la circunstancia, se harían con prontitud.

Durante este proceso, el INAH fue notificado que ya habían comenzado las obras en el inmueble sin la respectiva autorización, causando que se ejecutaran los procesos de suspensión.

Para finalizar, los especialistas destacaron que “la participación ciudadana es fundamental para la conservación del patrimonio cultural edificado, ya que nos da identidad”, por lo cual llamaron a la ciudadanía para denunciar cualquier incidente o daño a un monumento histórico, dicha denuncia puede realizarse de manera anónima a través de la ventanilla única del INAH delegación Oaxaca.

Con información de Agencia JM

 

Compartir

Dejar respuesta