Un testigo dijo aseguró a la agencia The Associated Press que vio al conductor de un camión arrollar a una multitud que departía en la ciudad de Niza, y luego salir del vehículo disparando, lo que dejó al menos 30 muertos.

“Había una carnicería en la calle”, dijo Wassim Bouhlel, originario de Niza. “Había cadáveres por todas partes”.

Compartir

Dejar respuesta