Integrantes de la Asamblea de los Pueblos Indígenas (API), protestaron en las oficinas alternas de la Secretaría de Finanzas, para exigir que se cumpla con acuerdos para que se puedan aplicar programas y obras en las comunidades que representan.
Señalaron que se tienen proyectos rezagados desde 2013 sin que se de una atención puntal, por lo que requieren soluciones rápidas para que se puede avanzar en el desarrollo de sus integrantes.
Explicaron luego de cerrar la calle de Reforma, que son acciones para drenaje, agua potable, electrificaciones, pavimento de calles y carreteras, mejoramiento de viviendas, entre otros.

Con información de Iván Castellanos

Compartir

Dejar respuesta