El interés de Joaquín Ramírez por el desarrollo de aplicaciones y su habilidad en ello hizo que se ganara el reconocimiento de Apple y que estrechara la mano de importantes ejecutivos, entre ellos Tim Cook, CEO de la tecnológica.
Ramírez tiene apenas 23 años, pero ya desarrolló Linium, un juego estilo rompecabezas disponible en la AppStore, que ganó en junio pasado uno de los premios que otorga Apple a los mejores creadores de aplicaciones, bajo la categoría de estudiantes.
Su interés en la creación de las apps nació luego de darse cuenta de su habilidad para el desarrollo de software, cuando en la escuela sobresalía respecto al resto de sus compañeros.
“En la preparatoria llevé mi primer clase de programación. Llevé una clase de un lenguaje muy viejo llamado Turbo Pascal. Cuando tomé la clase me gustó mucho, además de que se me hizo algo muy fácil. Todos mis amigos me comenzaban a preguntar. Vi que otras personas batallaban en la clase, pero a mi me gustaba y no se me dificultaba tanto”, detalló Ramírez.
El primer iPod Touch fue lo que me marcó para estudiar esto. Yo quería subir en algún punto de mi vida una app a la AppStore y que muchas personas pudieran bajarla”
La primera incursión de Ramírez en el mundo de las apps fue a través del desarrollo de pequeños videojuegos, sin embargo, su objetivo era consolidar su conocimiento en un juego que fuera complejo.
Su meta se haría realidad a principios de 2016, con Linium, el juego que le llevó cerca de un año para desarrollar.
“Fui programando la app entre tareas y trabajos que tenía. Casi siempre llegaba a la casa y me ponía a trabajar en la aplicación después de las tareas”, dijo el ahora ingeniero en Desarrollo de Software.
Actualmente, Linium cuenta con 30 mil descargas y cerca de mil downloads diarios.
El joven desarrollador trabaja para la firma de tecnología Xintiba, que fabrica una app para niños con autismo.
“Queremos ayudar a los niños con autismo para que con la tecnología puedan desenvolverse y adaptarse de manera más fácil a la sociedad. Personalmente, me gusta mucho el proyecto, el equipo y ahorita estoy muy metido en eso”, agregó.
“Mi sueño máximo es tener un éxito como Angry Birds y lograr ser tan bueno como Cliff Bleszinski, desarrollador de Gears of War”, comentó.

Con información de El Financiero

Compartir

Dejar respuesta