No sólo los futbolistas naturalizados mexicanos y algunos mexico-americanos se verán afectados por la norma 10+8. La redacción del reglamento también deja fuera de los ocho jugadores “mexicanos” a aquellos que habiendo nacido en el país no hayan sido registrado en el futbol mexicano antes de los 18 años, lo que afectaría, entre otros, a jugadores como Carlos Salcido y Jair Pereira (Chivas) y Rafael Baca (Cruz Azul), quienes fueron incorporados a equipos profesionales de México ya pasados los 20 años.
Y es que el primer párrafo del artículo 25 del reglamento de competencia es claro al respecto: “Con el objeto de promover el desarrollo deportivo del futbol mexicano, de los 18 jugadores que alinea un Club, al menos 8 debe cumplir con la condición de haber sido registrados en el futbol mexicano ANTES DE CUMPLIR LOS 18 AÑOS, y haber participado mínimo en un torneo organizado por la FMF.”
Convenientemente a sus intereses, y para que la Liga MX no pueda ser acusada de promover leyes anticonstitucionales, se omite en ese artículo la palabra “extranjero” al referirse a los 10 jugadores que como máximo podrán “alinear” en un mismo partido de la Liga MX.
Eso sí, es evidente que el espíritu de la norma ignora el mandato de considerar como mexicanos a quienes no naciendo en México hayan cumplido con los requisitos para naturalizarse, y varios futbolista naturalizados han sido perjudicados claramente.
También hay algunos mexico-americanos, como Jorge Villafañe Flores, de Santos Laguna, Luis Gil y Jonathan Bornstein de Querétaro, Miguel Ibarra (León), Omar González (Pachuca), Austin Guerrero (Puebla), Michael Orozco y Greg Garza (Tijuana) así como el guardameta Richard Sánchez (Tigres) quienes contarán en realidad como jugadores que no forman parte del proyecto de desarrollo deportivo del futbol mexicano, como puede leerse en parte de ese artículo 25
“Los jugadores con doble nacionalidad México – Americana, podrán ser considerados dentro de los 8 jugadores si al momento de su primer registro en la FMF no habían cumplido los 19 años”, lo que no sucedió en la lista de casos antes citada.
El Apertura 2016 está por comenzar y sería prudente que la Liga MX aclarara, incluso a los propios equipos, qué elementos serán considerados como parte de los 10 jugadores no nacidos, futbolísticamente hablando, en el futbol mexicano, de lo contrario podría haber confusiones y no sería extraño que alguno de ellos incluso violara, sin saberlo, este nuevo artículo, el cual, por cierto, no deja claro que tipo se sanciones se tienen previstas para quien así lo haga.
De momento se apuntan al menos 172 jugadores que no son reconocidos por la Liga MX como parte del proyecto de desarrollo del futbol mexicano, lo que se traduce más llamamente como jugadores que ocupan lo que antes se llamaba “plaza de extranjero”.

Con información de As.Com

Compartir

Dejar respuesta