Jennifer Aniston ha escrito una carta pública en la edición norteamericana del Huffington Post. Una carta en la que desmiente los rumores sobre su embarazo. Una carta en la que afirma estar harta. Pero, sobre todo, una carta en la que defiende el derecho de la mujer a definir sus propios objetivos y a no ser cosificada ni puesta en el punto de mira por sus decisiones familiares.
Muchas mujeres, especialmente si llegan solteras o sin hijos a cierta edad, habrán escuchado alguna vez cientos de veces las preguntas habituales: que si tiene novio, que si lo busca, que cuándo va a casarse, que por qué no tiene hijos… Incluso puede que esa cosa tan antigua de «pasársele el arroz». Si el entorno puede ser duro a veces para una simple mortal, Jennifer Aniston trata de mostrarnos cómo es para alguien cuya vida es noticia constante en los medios de comunicación.
Una mujer que ha pasado los últimos diez años escuchando rumores sobre si ha olvidado o no a Brad Pitt, si odia o no a Angelina Jolie, si no puede encontrar el amor después de su divorcio, si está o no embarazada, si quiere estarlo o si ya es demasiado tarde para eso… parece una voz autorizada para hablar de los prejuicios a los que nos enfrentamos las mujeres.
Así lo ha hecho en esta carta. Y, en estas tres frases, nos ha ganado:
«La cosificación y el escrutinio a los que sometemos a las mujeres es absurdo y alarmante»
Jennifer habla sobre el modo en que la sociedad ve a las mujeres. Critica que, ya desde una edad temprana, las niñas se ven presionadas a ser guapas y delgadas. Incide en su caso concreto, en el que cualquier imperfección física que puedan reflejar unas fotos suyas, hace saltar las alarmas sobre una posible crisis matrimonial.
«Somos completas con o sin pareja, con o sin hijos»
Parece que, por muchas veces que lo hayamos repetido, el mensaje no ha acabado de calar. Si pensamos en las celebrities que llegan a los 35-40 sin pareja y sin hijos, nos vendrán a la mente cientos de noticias en las que se especula con sus vidas privadas. Aunque tampoco hace falta ser famosa para ello, ¿verdad?
«Me molesta que me hagan sentir inferior porque mi cuerpo esté cambiando»
Jennifer Aniston dice en su carta que, cuando una foto muestra algo más de tripa de lo habitual, la prensa solo da dos opciones: o está gorda o está embarazada. Y, si eso le ocurre a Jennifer Aniston, es fácil imaginar el escrutinio al que se ve sometida cualquier mujer por los cambios de su cuerpo.

Con información de http://www.huffingtonpost.es
18.AnistonRevista
Para ver la carta da clic aquí

Compartir

Dejar respuesta